Las cinco pequeñas estrellas que han aportado luz a la pretemporada de Perfumerías Avenida

Canteranas Perfumerías Avenida (Foto: Arai Santana)

A falta de jugadoras profesionales dentro del primer equipo, cinco canterenas viven un sueño con los ojos abiertos, formar parte del mejor equipo de baloncesto femenino en España. Teresa, Lola, María Irene y Carmen coinciden: "Tenemos que seguir demostrando y ser ambiciosas".

La marea azul se mueve al ritmo del balón en el pabellón de Würzburg. Una marea que parece no acabarse nunca y que tiene su principio en todas y cada una de las pequeñas niñas que con su ilusión y sus ganas de llegar a ser jugadoras de baloncesto, sueñan con pisar algún día esa cancha que abandera como ninguna el deporte femenino.

 

Como dice el himno del club, “con trabajo e ilusión hemos llegado a lo más alto”. Ese mismo lema sirve para expresar lo que están viviendo las cinco canteranas que se encuentran navegando dentro de un sueño de color azul. Un sueño que como dice Teresa Sánchez, es el de cualquier canterana que lleva toda la vida en el club.

 

Cinco, son las canteranas que tienen la oportunidad de entrenar a las órdenes de Lino López y Raquel Romo. Pese a todo el esfuerzo y horas de entrenamiento, aseguran estar disfrutando de cada pequeño momento de la pretemporada, siendo conscientes de la gran oportunidad que se les ha brindado.

 

 

 

María Roters es de Canarias y su presencia en el primer equipo no es algo nuevo para ella, pues el año pasado ya experimentó lo que era entrenar a este nivel. Para mí es algo muy grande, tanto antes como ahora. Aprendes de todo, vas recogiendo pequeñas cosas que pueden parecer insignificantes, pero se convierten en algo importante. A mí me han dado consejos que agradezco mucho y que intento recordar en todo momento para que no se me olviden. Al final, son jugadoras que tienen muchísima experiencia y son un ejemplo para nosotras.

 

Lola González, hace muestra de su arte cada vez que sale a la pista. Es de Almería y llegó a tierras salmantinas hace ahora un año. Gracias a esta oportunidad veo que mi trabajo se valora. A veces, en los entrenamientos me paro y me quedó mirándolas…cómo dándome cuenta de que estoy entrenando con ellas y que estoy aquí para aprender de ellas. Además, compaginarlo con el equipo junior y con mis compañeras es algo muy chulo.

 

Carmen García también es andaluza, concretamente de Granada. Con toda la valentía que con 17 años hace que te vayas de casa para luchar por alcanzar un objetivo, se enfrenta ahora al reto del primer equipo. Es un gran paso, de estar en tu equipo a diario a entrenar con jugadores de este nivel, que son profesionales y se dedican a esto, es algo para nosotras increíble. Siempre hay pequeños gestos, detalles que solamente con hablar con ellas puedes aprender muchísimo acerca del baloncesto.

 

 

Teresa Sánchez, la única de las cinco que es charra, ha pasado por todas las categorías del club y ha disfrutado viendo ganar al equipo de su vida. Ahora es su turno. Ahora está con ellas. Yo creo que es el sueño de cualquier canterana que lleva toda la vida en el club. Siempre ves a gente que sube y al final es a ti a la que te toca. Esta claro que a base de trabajo llegan los resultados. Estoy muy contenta y es un sueño hecho realidad.

 

Irene Mata, una trotamundos palentina, que hasta el año pasado ha estado jugando en León, pasa su primer año en Salamanca. Ha sido llegar y ‘besar el santo’ como quién dice. Pero sin trabajo, esto no llega. Cuando me llamaron para venir aquí la verdad es que no me lo pensé en ningún momento. Es un sueño. He tenido que sacrificar muchas cosas, ahora mismo estoy lejos de mi familia y de mis amigos, pero con el paso del tiempo todo es mucho más fácil.

 

A la cantidad de entrenamientos y horas en el gimnasio, se le suma el estudio de segundo bachillerato, algo nada fácil de compaginar. El secreto está en organizarse pronto y, a partir de ahí, compaginarlo con los entrenamientos es más fácil, asegura Lola. Exacto, ahora hay que organizarse y empezar desde el primer momento. Yo antes siempre estudiaba el día antes (risas), pero ahora ya no vale. Ahora hay que estudiar mucho más y cada día, completa María.

 

Sus vidas se limitan a entrenar y a estudiar. Pero tienen claro que al final el baloncesto da más de lo que quita. La gente yo creo que no se da cuenta de lo que es el baloncesto para nosotros. Nos preguntan el porqué de tantos entrenamientos o porque dedicamos tanto tiempo a este deporte, pero es que esto para nosotras es una familia, es otro mundo y nos da muchas cosas, sostiene Teresa. El baloncesto nos da muchas amistades, nos hacemos fuertes juntas y si no fuese tan duro no sería lo mismo. Siempre estamos ayudándonos entre nosotras tanto dentro, como fuera del campo, afirma Carmen.

 

Yo cuando voy a entrenar dejo a un lado todo lo que he estudiado, el estrés y las preocupaciones. Me desahogo y eso también es importante, aclara Lola. Sí, es olvidarte de todo, un rato de descanso para ti, olvidándote de todo lo que te rodea por unos momentos, dice Carmen. Está claro que muchas tardes que tus amigos salen, tú estás entrenando y los fines de semana tienes desplazamientos y partidos. Además, el tiempo que tienes libre lo usas para estudiar. Siempre hay que estudiar esas horas extra que a nadie le apetece por la noche. El baloncesto es sacrificado, pero te da tantas cosas…que al final compensa, concluye Teresa.

 

 

Cuando se consigue un sueño como este, estar entrenando y jugando como parte de la primera plantilla de Perfumerías Avenida ¿hay que pensar en otro nuevo? Lola responde la primera. Siempre hay otro paso más allá, es un sueño cumplido pero no se tiene que quedar aquí. Estoy entrenando con ellas y jugando la pretemporada, pero el año es muy largo y tienes que seguir demostrando que puedes estar aquí, que puedes jugar y quién sabe, hasta ganarte tus minutos. Además está el junior donde queremos llegar a la final four y al campeonato de España. Pienso que es lo más bonito, llegar a una meta pero no cansarte. Tenemos que disfrutar del camino y seguimos siendo ambiciosas.

 

¿Y el futuro en el baloncesto? Irene lo tiene claro. Yo creo que todo el mundo, si quiere y se esfuerza puede dedicarse al baloncesto de una forma o de otra. Creo que tiene muchas salidas. Es complicado, pero hay que luchar. Por su parte, María también recuerda la importancia de seguir estudiando. Tenemos que seguir trabajando duro y a ver lo que nos depara el futuro. Además, no tenemos que olvidarnos de los estudios, porque al fin y al cabo tenemos que tener en cuenta que esto no es algo que durará toda la vida. Sea porque dejes de jugar, porque tengas una lesión o porque no puedes cuando llegas a una cierta edad. Siempre hay que tener una alternativa al baloncesto.

 

Escuchándolas nadie diría que todavía no han cumplido la mayoría de edad. La experiencia que les falta por su corta edad, parece que aumenta cuando tienen un balón entre las manos. Soñando con los ojos abiertos, las cinco pequeñas estrellas quieren más.

 

 

 

 

Comentarios

Orgullo 28/09/2018 08:16 #1
Qué ilusión ver a estas niñas aquí, qué buena gente son las cinco y cómo se merecen este premio.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: