Las casetas de la plaza de Colón obligan a cortar San Pablo al tráfico durante doce días

La organización y el Ayuntamiento han decidido no colocar casetas en el interior de la plaza de Colón y las han puesto en las aceras: ocupan todo el ancho, con las barras orientadas hacia la calle.

La instalación de las casetas de la Feria de Día en la plaza de Colón va a obligar este año a cortar al tráfico una arteria importante como la calle San Pablo mientras dure el evento. El motivo es que se ha cambiado la ubicación de las casetas, que pasan del interior de la plaza a las aceras, donde ocupan todo el ancho sin que haya sitio material para los clientes. Eso a pesar de que este año hay menos casetas y zonas. Por este motivo se ha decidido cortar al tráfico esta calle desde el día 6 y hasta el día 17 de septiembre y que los usuarios se tomen sus consumiciones en plena calzada.

 

La decisión se ha tomado sin dar explicación alguna a los grupos de la oposición, que esperan a la comisión informativa de este miércoles para conocer de primera mano los motivos de esta decisión. El problema de base es que este año no se ha querido instalar las casetas en el interior de la plaza, como había sido habitual. La plaza ha sido recientemente reformada con una importante inversión, en parte, por la instalación de una zona de juegos infantiles y otra de aparatos biosaludables que están precisamente donde se solían poner parte de las casetas. Y el resto solían ir en los viales interiores recién arreglados.

 

Con la decisión de no poner casetas en el interior de la plaza, no quedaba otra que ponerlas en las aceras del perímetro que dan servicio a la calle San Pablo. Sin embargo, allí puestas ocupan todo el ancho de las aceras. Están colocadas con la parte trasera pegando a la valla perimetral de la plaza y las barras hacia el lado de la calle. Esto obliga al corte de la calle para que los usuarios puedan tomar sus consumiciones.

 

De momento, eso significa que una de las aceras está totalmente ocupada por las casetas, con lo que es imposible transitar por ella. Y luego hay que resolver el desvío del tráfico. Con el corte a la circulación se anula una de las pocas vías de salida desde el centro histórico y, previsiblemente, el tráfico se tendrá que desviar hacia la Gran Vía, bajando por San Justo probablemente. Eso incluye el bus urbano, lo que sobrecargará de tráfico la avenida.

Noticias relacionadas