Las calles peatonales de Salamanca tienen más tráfico que la carretera de Alba y varias autovías
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Las calles peatonales de Salamanca tienen más tráfico que la carretera de Alba y varias autovías

Calle peatonal de Salamanca.

Los 2,7 millones de vehículos que transitan cada año por las calles peatonales del centro histórico suponen un enorme volumen de tráfico que supera al de tramos de las autovías de Ávila o Zamora, la carretera de Alba o las conexiones con Portugal.

El tránsito por las calles peatonales del centro histórico de Salamanca debería ser casi una excepción. Como tales, este tipo de calles están consagradas a los peatones y hace años que se limita en ellas el tráfico al haber quedado aisladas de las calles con circulación. Sin embargo, la realidad es muy diferente. El tráfico hacia miles de viviendas, hacia garajes y portales, hacia colegios, el carga y descarga, los hoteles... hace que la circulación sea en algunos puntos más intensa de lo que cabría esperar. Las cifras hablan por sí solas: 2,7 millones de vehículos transitando cada año, según los datos del Ayuntamiento de Salamanca.

 

La cifra corresponde con los usuarios potenciales de las calles del centro histórico en las que se restringe el tráfico... aunque las restricciones sean muy relativas. El consistorio va a poner en funcionamiento las cámaras de control de acceso, un sistema que lee las matrículas de todos los coches que circulen por el perímetro delimitado por una red de 21 cámaras instaladas para esta función. Se ha hecho una base de datos con las matrículas de los colectivos autorizados a circular que podrán hacerlo para ir a sus viviendas y garajes. La lista está compuesta de 8.000 vehículos autorizados, fundamentalmente de vecinos, comercios, usuarios de parking... a los que se pueden sumar garajes, los usuarios de hoteles o vecinos que pidan permiso para que circulen ocasionalmente y no quieran ser multados.

 

El resultado, que cada año circulan en las calles del centro histórico 2,7 millones de vehículos por calles supuestamente peatonales. Esta intensidad de circulación supera a la de algunas vías de alta capacidad de la provincia, hasta el punto de que hay más circulación al cabo del año en calles empedradas del centro histórico que para ir, por ejemplo, a Alba de Tormes.

 

Según los datos del Ministerio de Fomento, sólo las autovías que unen Salamanca con Valladolid, Madrid a través de Ávila o Zamora superan en algunos puntos este tráfico. Sin embargo, otros puntos como la salida hacia Alba de Tormes por la A50 (7.957 vehículos diarios), la A62 en La Fuente de San Esteban (8.767 vehículos diarios), la N501 hacia Ávila (914 vehículos diarios), la A66 en varios tramos hacia Zamora, la N620 dirección Valladolid en varios tramos... tienen menos circulación que el centro histórico.

 

Lo mismo ocurre con la carretera de Alba de Tormes, CL-510, que usan diariamente algo más de 6.000 vehículos, o algunas de las carreteras próximas a la capital como la que llega a Aldeatejada, con poco más de 8.000 vehículos al día. La conversión de la carretera de Alba en autovía es un proyecto pendiente desde hace mucho tiempo, lo que da una idea de la entidad que supone un tráfico diario de más de 6.000 coches.

 

Estas cifras deberían invitar a una reflexión sobre la circulación en las calles peatonales. Sobre el papel, el cambio de situación se hizo para priorizar el paseo y el turismo, pero han mantenido una intensidad de tráfico superior a la deseable. Es cierto que viviendas, garajes, colegios y negocios no pueden quedar aislados, pero también que a muchas horas el número de vehículos que entran y salen por las calles de acceso a la zona peatonalizada es elevado, y no sólo el de camiones de carga y descarga, sino también muchos coches particulares.

Noticias relacionadas