Las bases de Ciudadanos en Santa Marta se rebelan y Fuentes frena la nueva agrupación

Luis Fuentes y Pablo Yañez, camino de una rueda de prensa

El coordinador salmantino maniobra para impedir que se constituya una nueva agrupación de Santa Marta ajena a su control. 

Cada vez va a ser más difícil que Luis Fuentes controle todos los resortes de Ciudadanos en Castilla y León, pero por intentarlo que no quede. Aunque sea a base de limitar la participación de las bases y el nivel de democracia interna de una formación en la que, merced a su tirón nacional, acabarán siendo más los simpatizantes sin pasado que los dirigentes con larga trayectoria política. A día de hoy, estos últimos han tomado los resortes del partido y los defienden contra viento y marea.

 

El último ejemplo se ha dado este martes en Santa Marta. Un nutrido grupo de simpatizantes y afiliados se ha dado cita en la sede del partido en el municipio tormesino para lo que iba a ser el primer paso en la constitución de una nueva agrupación local. Así estaba anunciado y, en principio, contaba con todos los predicamentos necesarios para hacerlo. De hecho, estaba prevista la presencia del coordinador regional, Miguel Ángel González, pero una maniobra de última hora lo ha impedido. González sustituyó a Fuentes hace unas semanas precisamente para poner orden y hacer cumplir las premisas de participación y democracia interna, olvidadas durante un año entero por Fuentes.

 

 

MALESTAR CON FUENTES

 

Con todo, la reunión se ha celebrado y el ambiente entre el medio centenar de asistentes ha sido de malestar con el coordinador de la agrupación de Salamanca, Luis Fuentes, procurador en Cortes, portavoz en el hemiciclo regional y miembro de la directiva nacional, y hasta hace poco también coordinador regional. El motivo reside en las maniobras de Fuentes para impedir que se constituyera una agrupación que estaría fuera del férreo control que pretende ejercer en el aparato interno.

 

Sin embargo, la de Santa Marta apunta a más difícil de controlar por parte de Fuentes. Por este motivo, se han puesto muchas pegas a sus pretensiones de constituirse. Aunque según las fuentes consultadas el número de afiliados es suficiente para llevar a cabo la constitución de la nueva agrupación, el partido sólo ha reconocido a un número limitado de ellos y está revisando el resto; a pesar de ello, las fuentes consultadas aseguran que son más de los siete necesarios para hacerlo.

 

Según fuentes de Ciudadanos Castilla y León consultadas por TRIBUNA, está previsto que la agrupación se constituya, pero no hay fecha cerrada; en estos momentos, según las mismas fuentes, se están llevando a cabo los trámites.

 

 

UN APARATO BAJO CONTROL

 

Prueba de ello es la ejecutiva actual de la agrupación de Salamanca, el núcleo principal del partido en la provincia. Tras los últimos cambios e incorporaciones está formada al 80% por miembros que cobran de las administraciones porque bien son cargos electos o bien han accedido como asesores de los grupos políticos de Ciudadanos en las instituciones. En la última remodelación, se decidió la salida de dos habituales del aparato, Liduvino Barbado y Manuel Hernández (diputado en La Salina), que dejan sus puestos precisamente para ser los nuevos coordinadores de las dos nuevas agrupaciones de Ciudad Rodrigo y alfoz, estas sí, bajo control de Fuentes.

 

A finales de febrero, la agrupación de Salamanca capital, origen del resto, se reunió con sus afiliados después de un año sin dar cuenta a sus bases; el partido ha esgrimido la acumulación de procesos electorales, pero los estatutos de Ciudadanos marcan asambleas cada tres meses y la agrupación que lidera Luis Fuentes, miembro de la ejecutiva nacional, se las ha saltado durante un año.