Las ausencias de examinadores impiden un verano récord de carnés de conducir en Salamanca

La reducción de plantilla de examinadores de circulacíon por circunstancias personales ha reducido el número de pruebas del práctico y frenado la obtención de permisos.

La falta de examinadores, y no el Covid, ha reducido el número de pruebas para obtener el carné de conducir durante este verano en Salamanca, una de las épocas de mayor afluencia a las autoescuelas y a los exámenes téoricos y prácticos para obtener el permiso. En concreto, la reducción del número de examinadores por circunstancias personales ha hecho que mientras el número de exámenes teóricos ha marcado un récord, el de exámenes de circulación no ha acompañado: se han celebrado casi 600 menos que teóricos.

 

Según los datos que ha difundido la Subdelegación del Gobierno sobre la obtención del carné de conducir, durante este verano se han realizado 1.774 exámenes teóricos, cifra récord por encima de los de 2019; 340 pruebas de destreza, los de pista necesarios para algunos carnés, por 323 el verano pasado; y 1.138 exámenes de circulación, el práctico, cuando el verano pasado fueron 1.379. Son 300 menos y casi 600 menos que del teórico. De haber repetido las proporciones, el número de exámenes prácticos debería haber rondado los 1.400. 

 

Según ha explicado la subdelegación del Gobierno, en Salamanca se han realizado más teóricos y más pruebas en pistas y "la reducción en circulación responde a una reducción en la plantilla de examinadores debido a diversas circunstancias personales".

 

A pesar de ello, explican, el descenso en el número de circulaciones ha resultado ser sólo del 17% (cuando en la plantilla de examinadores fue de un 37%) "gracias básicamente a que los que había han trabajado con horario de invierno, modificado sus vacaciones para mantener el servicio de exámenes abierto y el apoyo administrativo de otros funcionarios".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: