Las alegaciones de Invac y Feagas retrasan ‘Carne de Salamanca’

Causas. La Interprofesional de Vacuno y la Federación de Asociaciones de Vacuno de Calidad presentarán un recurso de alzada para impedir que la nueva IGP salmantina entre a comercializar en este mercado
Chema Díez

La puesta en marcha de la nueva Indicación Geográfica Protegida (IGP) Carne de Salamanca vuelve a retrasarse como consecuencia de los recursos de alzada que presentarán la Interprofesional de Vacuno de Calidad (Invac) y la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (Feagas). Estos recursos se basan en la revisión de un acto dictado por otro órgano dependiente jerárquicamente de él, buscando que enmiende el acto del órgano inferior.

Hace escasas fechas, los representantes de Carne de Morucha, Alfredo Martín Cubas, y de Ternera Charra, Javier Boyero, mantuvieron un encuentro en la Consejería de Agricultura con miembros del Instituto Técnico Agrícola de Castilla y León (Itacyl) donde se dio el OK al informe que se presentará a estas alegaciones.

Este hecho supone una nueva piedra en el camino para el comienzo definitivo de la comercialización de la nueva IGP salmantina después de más de tres años de trabajo.Así, el presidente de Ternera Charra, Javier Boyero, declara que el proceso “se está haciendo eterno, y esperemos que éste sea el último empujón para la creación de Carne de Salamanca”.

Comisión de Seguimiento
Por su parte, los representantes de la nueva IGP plantean la creación de una Comisión de Seguimiento que analice los problema que pueda tener la comercialización de Carne de Salamanca cuando comience a funcionar, con el objetivo de evitar así los inconvenientes a la hora de trabajar. Este grupo estará formado por técnicos de Carne de Morucha y de Ternera Charra, que analizarán además asuntos relativos a la futura sede de la IGP, así como el personal que se destinará a trabajar en este proyecto, cuya idea nació hace la friolera de tres años y que sigue aún en proceso.

Con ello, pretenden allanar el camino y anticiparse a los futuros problemas que surgirán en la comercialización de los productos. Además, Carne de Salamanca se presenta como una clara competencia para la raza Avileña puesto que son dos asociaciones con cruces en sus animales con un mercado similar y que tendrán que luchar por hacerse un hueco.

El cebadero, en marcha
Por otro lado, el cebadero comunitario de Villarmayor sigue su proceso normal y en la jornada de ayer se reunieron todos los componentes del mismo para aclarar temas internos y aclarar aspectos relativos a la financiación y construcción del cebadero comunitario.

Hay que recordar que este proyecto generó mucha controversia y se hizo y deshizo muchas veces, hasta que al final quedó configurado como cooperativa de segundo grado de la siguiente manera: Ganaderos de Morucha y Dehesa Grande agrupan el 66%, mientras que el resto estará en manos de Coperal y Santa Elena, Vacuno de Béjar, Vacuno de Salamanca, Canal y Cogalad.