Lapeña: "No habrá alegría mientras no defendamos y controlemos el rebote"

El entrenador de Perfumerías Avenida achaba a la defensa, al control de rebote y, como consecuencia, a la ausencia de alegría, una derrota que deja a todos muy tocados. 

Víctor Lapeña comenzó elogiando el trabajo de Gran Canaria "es muy gratificante ver como este club va sacando jugadoras adelante, que juegan sin miedo y con un saber estar y una paciencia para ganar los partidos", comentó y después señaló a que no se trabajó sobre Ndour y Davis como se debía y se había hablando porque los puntos de Davis "se podían asumir". 

 

Avenida no disfruta y hay que buscar las razones. "Es un poco lo que nos preguntamos cada partido. Incluso en los partidos que ganamos, jugadoras en el vestuario sin la sonrisa dibujada, caras tristes. Realmente cuando se hace una apuesta como ser jugadora de Avenida la trayectoria del club te obliga a tener más resultados positivos que negativos pero sobre todo a disfrutar esos resultados y si son negativos, trabajar mucho y no venirte abajo. No disfrutamos, no hay la alegría suficiente", reconoce".

 

"Cada semana hablamos mucho pero más que nada hay que intentar que el equipo tenga una alegría especial, una filosofía clara. Queríamos que se defendiera duro, transiciones rápidas, controlar mucho el rebote y hasta que no se tenga esto, no habrá la alegría necesaria".