Laionel y Quique, las ausencias de Año Nuevo

ENTRE LOS MADRUGADORES. A las 11.00 horas, los unionistas fueron de los primeros en vestirse de corto
T. S. H.

La UDS recibió el Año Nuevo entrenando. El conjunto blanquinegro fue uno de los más madrugadores a la hora de ponerse el mono de trabajo y a las once de la mañana ya estaban ayer los unionistas trabajando en una última sesión que se centró sobre todo en apuntalar los últimos detalles respecto al juego de estrategia –propia y del rival–. Fue un entrenamiento más, aunque se notaba el día festivo tanto en algunas caras más somnolientas de lo habitual como en el buen humor reinante durante toda la sesión. Un entrenamiento que contó con dos ausencias destacadas, las de Quique Martín y Laionel. El asturiano se retiró el día 31 con unas molestias y se prefiere no arriesgar ni lo más mínimo, de manera que ayer no saltó al verde y tampoco entró en la convocatoria. En cuanto a Laionel sufre una sobrecarga que tal y como están los campos de pesados y ante el riesgo de que la lesión se complique más, tampoco se ejercitó y de la misma forma que Quique, no entró en la lista y se quedó en casa para recuperarse y estar recuperado cuanto antes.

Con sus ausencias se aclaró el panorama de quiénes entrarán en la línea de tres, por delante del centro del campo, y ahí estarán Toti, Salva Sevilla y Kike. Además vuelven a la convocatoria tres futbolistas que se pasaron el mes de diciembre lesionados y ahora ya parecen ver la luz: Cuéllar, Azkorra y Endika Bordás.

Después del entrenamiento los jugadores se marcharon a casa a descansar unas horas y después los convocados partieron de viaje hacia Irún, donde la expedición blanquinegra llegó cerca de las nueve de la noche.