Laia Palau desenreda el nudo con el que La Seu amenazó con ahogar a Girona

Spar Citylift Girona alcanza la semifinal tras un trabajado partido de cuartos (56-51) en el que casi siempre mandó pero con La Seu muy cerca. Con una pequeña ventaja y reloj a favor, la cabeza de la base supo encontrar las soluciones. 

Laia Palau, saluda a sus compañeras al salir a la pista (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

En los últimos tiempos los encuentros entre los dos equipos catalanes han deparado duelos muchas veces igualados, duros, con alguna que otra sorpresa, y otras que estuvieron cerca de darse como en la semifinal de la Copa disputada en Vitoria. Por eso el cruce de cuartos entre Girona y La Seu no gustó demasiado en ninguno de los dos lados aun cuando es evidente que el gerundés partía como favorito. Suya era la obligación de pasar a la semifinal mientras La Seu intentaba repetir el éxito de 2019. La puesta en escena fue un poco como se esperaba, tanteo entre ambos equipos, intercambio de golpes y también de errores y pérdidas porque ninguno conseguía coger ritmo desde la dirección.

 

 

Por eso Suris buscó en sus primeros cambios mayor efectividad poniendo en pista a Vasic, Xargay y Martínez y le vino bien, al menos en cuanto a producción ofensiva, aunque La Seu respondía bien sobre todo en un final de cuarto en el que con una canasta y un triple de Moore se ponía por delante para acabar después el cuarto empate con un acierto de Elonu, 15-15. 

 

 

Juego de ajedrez entre los banquillos con rotaciones constantes en el inicio del segundo parcial, con Suris buscando un quinteto más alto y físico con el que intentar contrarrestar el hasta entonces claro dominio de La Seu en el rebote, además de poner un punto más de dureza en su defensa. Xargay asumía galones ofensivos con el tiro de larga distancia y entonces pedía tiempo muerto Bou para intentar contrarrestar desde la táctica. Cierto es que Girona igualó la situación reboteadora con varias capturas ofensivas pero no le sacaba suficiente rendimiento a esas segundas opciones ante un rival que aguantaba bien que le llevaran a posesiones largas.

 

Mediado el cuarto y con el partido igualado, Suris devolvía a pista a Palau y Elonu, que era la que rompía varios minutos de sequía anotadora de las suyas. Un triple de Mendi justo en la siguiente acción situaba la máxima para Girona, 27-22, a tres minutos para el descanso y era la pívot nigeriana la que, muy a su estilo, sin hacer ruido pero haciendo daño, ponía el 33-25 para marcharse al receso con el partido más claro. En ese tramo final La Seu abusaba el tiro exterior y con el rebote mejor controlado por parte de Girona se le iban opciones importantes. 

 

Lo que quiso Girona tras la reanudación fue mantener el fortísimo ritmo físico para intentar ahogar a su rival. Buscaba balones dentro, a jugadoras como Coulibaly, que ganaba bien la posición pero a la que le faltaba mayor acierto bajo aro, y una Elonu que sí que se mostraba resolutiva y lideraba a las suyas hasta alcanzar una máxima ventaja once puntos, 43-32. Era el momento clave porque amenazaba a ruptura y La Seu lo vio y apretó los dientes. Le costaba anotar pero también se las hacía pasar canutas a su rival que se atascaba en ataque mientras las ilerdenses encontraban punto a punto su momento.

 

Entraban en el último parcial seis abajo, peleando cada rebote y empujadas por una grada que se volcó claramente a su favor. Lizarazu ponía a tres y Moore anotaba ante Coulibaly para dejar la distancia a uno con menos de cinco minutos por disputar, 45-44. 

 

 

Wiese se la jugaba en lanzamientos demasiado arriesgados en esos momentos -con un porcentaje muy malo desde 6,75 para todo el equipo que a esas alturas sumaba un 3 de 22-, y enfrente Palau tiraba de veteranía para forzar situaciones y buscar lo más sencillo en ese momento para sumar, el tiro libre.

 

Así ponía a las suyas cuatro arriba con tres minutos por delante. En un partido tan farragoso donde todo parece que se bloque en el momento clave, ahí está la cabeza de la base. Se la jugó en la penetración para doblar sino había falta, descolocar la defensa para con un equipo grande ganar el rebote y tener segundas opciones que les dieron vida ante un La Seu que ya jugaba contra el reloj. 

 

FICHA DEL PARTIDO
SPAR CITYLIFT GIRONA (15+18+12+11): Adaora Elonu (13), Laia Palau (6), Magali Mendi (9), María Pérez Araujo (2), Naignouma Coulibaly (8) -cinco inicial-, Nuria Martínez (3), Sonja Vasic (8), Abby Bishop (0), Marta Xargay (7). 
CADÍ LA SEU (15+10+14+12): Tinara Moore (15), Ariadna Pujol (0), Laura Peña (8), Elin Gustavsson (0), Sydeny Wiese (6) -cinco inicial-, Marina Lizarazu (6), Irati Etxarri (3), Luci Pascua (0), Georgina Bahi (5), Jovana Nogic (8). 
ÁRBITROS: Ángel de Lucas de Lucas, Jorge Muñoz García e Igor Esteve Malmierca.
INCIDENCIAS: Segunda jornada de la ronda de cuartos de final de la Copa de la Reina 2020. Partido disputado en el pabellón Multiusos Sánchez Paraíso. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: