La zona de casetas de la plaza de Colón desaparecerá el año que viene tras el desastre de esta edición

El equipo de Gobierno se compromete a que la plaza de Colón no tenga casetas de Feria de Día la próxima edición. El corte de tráfico y el vallado de la plaza han generado numerosos trastornos y quejas.

La zona de casetas de la plaza de Colón puede haber vivido su última Feria de Día. Tras la polémica ubicación de este año en las aceras, el obligatorio corte de la circulación durante doce días en la calle San Pablo y el posterior vallado de la plaza, el Ayuntamiento de Salamanca ha tenido que rendirse a la evidencia, y a las advertencias de los grupos de la oposición, y reconocer que nunca se debió tomar la decisión del cambio. En este sentido, y según fuentes municipales, el equipo de Gobierno ha comprometido que el próximo año no habrá casetas en esta zona y que esperan llegar a un acuerdo al respecto con los hosteleros.

 

La plaza de Colón ha tenido desde hace años casetas durante las Ferias y Fiestas, pero este año se optó por sacarlas de la plaza y colocarlas en las aceras. Las casetas están ocupando todo el ancho de la acera más próxima a la plaza y han obligado a cortar el tráfico durante doce días en San Pablo en todo el horario de la Feria de Día, que arrancan a partir de mediodía y los festivos cierran a la una de la madrugada. Eso ha generado importantes problemas de circulación y ha habido que desviar el recorrido de autobuses.

 

Además, y ante la posibilidad de que usuarios de las casetas acabaran tomando sus consumiciones en el interior de la plaza, se procedió a vallarla por completo para impedir el acceso. Eso ha privado a los vecinos de su uso durante todos estos días y también ha bloqueado efectivos de la Policía Local, destinados allí para vigilar que nadie entrara.

 

La situación se ha revelado como un desastre y todavía lo será hasta el día 17 que cierran las casetas. Y así lo ha reconocido el equipo de Gobierno a través de sus concejales responsables ante los representantes de la oposición. De ahí el compromiso de no poner casetas en adelante en esta plaza, lo que obligará a acordar con los hosteleros la medida y un hipotético traslado, si es que se mantiene la demanda de bares que quieren poner caseta.

Noticias relacionadas