La vivienda de la calle Limón de Pizarrales contaba con dos puertas blindadas

(Foto: Tamara Navarro)
Ver album

Fuentes de la investigación revelan que la vivienda asolada por las llamas en un posible trapicheo de drogas contaba con dos puertas blindadas.

La muerte de una joven por inhalación de humo tras el incendio de su vivienda en el barrio de Pizarrales ha dejado marcado a una zona de la capital donde los trapicheos están a la orden del día. La investigación se centra en este punto (no se descartan otros) y parece ser la más probable, y más aun teniendo en cuenta diversos factores que influyeron en la trágica muerte de la joven de 24 años.

 

El primero de ellos se centra en la existencia de dos puertas blindadas en la vivienda, una de ellas en la entrada y la otra en una de las habitaciones del inmueble, con el objetivo de evitar registros y posibles agresiones en uno de los puntos de venta de droga de la capital como éste.

 

El segundo de los puntos relevantes es la presencia de dos hombres con latas de gasolina en la vivienda de la calle Limón de Pizarrales, consecuencia de un posible ajuste de cuentas. Hace solo cinco meses, en una vivienda muy cercana a la calle Limón, ubicada en la calle América de Pizarrales se produjo la muerte de 'La Amparo' por un ajuste de cuentas relacionado con la droga.