La vendimia del Covid: ligeramente adelantada y abundante en calidad y cantidad

El consejero Jesús Julio Carnero, en la vendimia.

La vendimia prevista es de 285 millones de kilos, un 12% más que el año pasado. La calidad será muy buena y solo las últimas lluvias están alterando la recogida.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha asistido hoy a la vendimia en la bodega Torremilanos, en Aranda de Duero (Burgos). Con un 43 % de la vendimia realizada en Castilla y León, unos 123,5 millones de kilos de uva, las previsiones de vendimia son bastante buenas, tanto en cantidad como en calidad.

 

La previsión de cosecha se cifra en unos 285 millones de kilos, lo que supondría un 12% más que el año pasado (donde se recogieron 253 millones de kilos) y un 13% más que la media de los últimos cinco años. Se trataría, por tanto, de una muy buena cosecha en términos de producción, aunque sin alcanzarse la cifra récord del año 2018 (306 millones de kilos).

 

Como ha informado el consejero, “en general, las expectativas son buenas en cantidad y calidad. El ciclo se ha desarrollado sin grandes problemas, con un ligero adelanto. La primavera fue lluviosa y con temperaturas suaves, lo que permitió una buena brotación y que no se registrasen daños por heladas tardías. El verano también ha transcurrido sin incidencias, con temperaturas cálidas y algunas tormentas que no han producido daños reseñables. Y el estado de la uva es muy bueno en general”.

 

Desarrollo de la vendimia

La vendimia en este año en las trece denominaciones de origen vínicas de Castilla y León se inició en la zona de Cebreros el 1 de agosto con la variedad Albillo Real. Esta variedad es bastante temprana, lo que hace que la DOP Cebreros sea siempre la que marque el comienzo de la vendimia.

 

En este año 2020 el desarrollo del ciclo de la vid se ha producido con un adelanto de unos quince días al principio, que después se ha ido reduciendo a entre cinco y diez días. Esto se ha notado en el comienzo de la vendimia, ya que algunas DOP empezaron la recogida en la última semana de agosto, como es el caso de Rueda, Bierzo, Sierra de Salamanca, Toro y Arribes.

 

Tanto en la última semana de agosto como en las tres primeras de septiembre, la vendimia ha transcurrido de forma muy tranquila, acompañada de unas condiciones meteorológicas muy benignas. Sin embargo, a partir del 18 y 19 de septiembre ha empezado a llover, complicando las tareas de recolección, aunque no se han interrumpido.

 

Todas las DOP de Castilla y León, excepto Arlanza y Valtiendas, han comunicado el inicio de la vendimia: Bierzo, Cebreros y Sierra de Salamanca están en la recta final (Bierzo no va a llegar a la previsión inicial de 14 millones de Kg, se puede quedar en unos 11 millones). Rueda lleva recogido cerca del 80 % de la cosecha esperada. León, Toro y Valles de Benavente están en torno al 40 % y el resto de DOP (Arribes, Cigales, Ribera del Duero, Tierra del Vino de Zamora) se encuentran aún en el primer tercio de la vendimia.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: