La 'variante fiesta' se confirma como nueva ola y Salamanca se prepara un probable aumento de pacientes jóvenes
Cyl dots mini

La 'variante fiesta' se confirma como nueva ola y Salamanca se prepara un probable aumento de pacientes jóvenes

La incidencia aumenta a toda velocidad y las autoridades dan por seguro que acabará traduciéndose en ingresos a pesar de que los nuevos casos son en menores de 30 años. La evolución marcará si hay regreso a las restricciones.

Una posible quinta ola. Esto es lo que se decide en este nuevo episodio de aumento de casos de Covid en Salamanca, una de las provincias que por ahora mejor está, pero que no ha podido impedir que en poco más de una semana la situación haya pasado de rozar la nueva normalidad a ponerse al borde de una desescalada, de recuperar restricciones y de volver a tener enfermos en un Hospital que había quedado vacío.

 

La situación es la siguiente. Este fin de semana Salamanca registrado 136 nuevos casos. Es de las provincias que menos, pero el número se ha multiplicado: el pasado fin de semana fueron 25 entre sábado y domingo. Esto ha disparado la incidencia, que ha superado los 150 puntos por 100.000 habitantes a 14 días, subiendo de golpe un nivel hasta riesgo alto, tras haber subido de bajo a medio durante la semana pasada.

 

Sobre el origen de este aumento de casos, en Castilla y León la subida de la incidencia se da en grupos de edad hasta 30 años y, en menor medida, entre 30 y 39 años. Por encima es más difícil porque la prevalencia de población vacunada es muy alta: en Salamanca por encima de 40 años ya son muchos los que tienen al menos una dosis.

 

Otro detalle. Este aumento de casos llega tras un fin de semana sin apenas multas: se pusieron una veintena la noche del jueves, ninguna la del viernes y tres la del sábado, y muy pocas por mascarilla, distancia, aforos o fumar (ha habido más por fiestas y por mear en la calle). Nada en comparación con cifras que han llegado hasta las 400 diarias, aunque hace días que la tendencia es a la baja, al menos, en multas de Policía Local. Hay que tener en cuenta que los contagios hay que buscarlos 10-15 días atrás, así que apuntan al final del curso y el inicio de las vacaciones; por lo menos, parece que en el ocio noctuno ha habido orden.

 

Por ahora no hay traslado de los casos a enfermos en Hospital, aunque no hay dato actualizado, pero el viernes eran sólo dos, uno en planta y otro en UCI, su mejor situación desde el verano pasado. Pero hay que contar con que acabará habiendo ingresos incluso aunque ahora el virus ataque a los más jóvenes: las autoridades sanitarias lo dan por seguro. A su favor, que los más jóvenes no son presa fácil para el virus.

 

Qué va a pasar

A partir de esta situación, toca tomar decisiones. El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha avanzado una reunión este mismo lunes del comité de expertos con la Consejería de Sanidad. “Estamos en una nueva ola con velocidad de ascenso espectacular entre la población 40-50 años. Nuestro comité de expertos se reúne este lunes con la Consejera de Sanidad. La ola no se traduce aún en más ingresos pero lo acelerado del crecimiento lo hace muy probable a pesar de la edad”, escribió en su perfil de Twiter.

 

De momento, Castilla y León tiene parada su desescalada. Este viernes se podía haber pasado a 'nueva normalidad' y elminado las pocas restricciones de aforo que quedan, pero no se hizo al ver venir el aumento de casos. Ahora hay que decidir si se da marcha atrás en algunas medidas de apertura, como el regreso del ocio nocturno o los aforos en espectáculos, que es lo último que se ha abierto.

Noticias relacionadas