La 'variante fiesta' convierte en 'supercontagiadores' a los jóvenes de Castilla y León y lleva el Covid a mayores vacunados
Cyl dots mini

La 'variante fiesta' convierte en 'supercontagiadores' a los jóvenes de Castilla y León y lleva el Covid a mayores vacunados

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Veronica Casado.

La Junta pide rigor con las multas para frenar los contagios, justifica las medidas tomadas y pronostica un aumento de ingresos en Hospital.

La quinta ola de contagios se está trasladando ya a edades más allá de los jóvenes que son "supercontagiadores" y capaces de contagiar "a sus padres, abuelos y personas que estén cerca que a pesar de estar vacunados", que no estarán cubiertos por la inmunidad. Esta es la conclusión por la que la Junta de Castilla y León ha tomado las últimas medidas para restringir horarios, ocio nocturno o reuniones, dirigidas específicamente a las actividades de los jóvenes.

 

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha explicado todas las medidas previstas y ha hecho hincapié en la responsabilidad, el uso de mascarilla, evitar reuniones y no facilitar las aglomeraciones como medidas básicas. El vicepresidente ha añadido que la incidencia, aunque es mucho mayor entre 15 y 39 años, ya se está extendiendo al resto de edades y se nota. Pese a ello, han preferido tomar medidas quirúrgicas y no hacer un gran cierre de actividad. "Vamos a intentar que no paguen justos por pecadores", ha resumido el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea.

 

En este sentido, Igea ha explicado que no se ha valorado regresar a nivel 2 porque afectaría a actividades donde no se están produciendo contagios, castigando a la hostelería en general, a la que comprende y de la que entiende que se quejen. Para el vicepresidente es más eficaz tomar las medidas limitadas que han tomado.

 

La quinta ola

"El fin del curso escolar, la EBAU, los viajes de fin de curso, el aumento de contacto, la relajación de las medidas y la presencia de neuvas variantes más contagiosas ha propiciado una situación perfecta para la expansión del virus", ha resumido la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que ha lamentado que el 'semáforo' Covid "que fue muy útil" es más difícil de aplicar en esta quinta ola porque los casos han tenido más que ver con edades concretas y con el ocio más nocturno.

 

Por eso, ha explicado que se han centrado las medidas en actividades concretas y no de manera generalizada. "No nos parece concordante que se cierre turismo rural o negocios que no tienen relación directa con los contagios", ha dicho. Casado ha recordado que mascarillas y vacuna han sido claves pero que, ante la falta de "un paraguas jurídico" del Gobierno central, han tenido que tomar medidas quirúrgicas para limitar contagios. No obstante, ha insistido en que lo ideal hubiera sido un toque de queda.

 

Sobre este asunto, la consejera ha pedido a los ciudadanos que se apliquen una autocurentena y que no frecuenten zonas muy concurridas de madrugada, es decir, que eviten fiestas, botellones, ocio nocturno... Casado ha lamentado de nuevo no poder decretar un toque de queda, algo que los servicios jurídicos de la Junta no consideran viable. Ha justificado mantener medidas en los interiores porque es donde son más posibles los contagios, pero que se mantienen las terrazas.

 

Casado ha recordado que la transmisión comunitaria ya no afecta sólo a jóvenes y ha reforzado lo dico por Igea, que ha asegurado que la incidencia, aunque es mayor entre jóvenes, ya ha subido en todos los grupos de edad. "La situación convierte a muchos ciudadanos en hipercontagiadores", ha asegurado Casado.

 

Traslado a los hospitales

El resultado es que ya hay 415 enfermos en hospitales, cuando hace tres semanas antes de empezar la quinta ola había 68 pacientes, y se está produciendo un aumento importante de los ingresados con Covid.

 

No obstante, la consejera ha recordado que la vacunación protege aunque no es eficaz al 100% "porque siempre hay un escape inmunitario". "Si no hubiéramos tenido las vacunas esta quinta ola probablemente hubiera sido la peor", ha dicho. Sólo un 2% de contagios, unos 3.500, han contraído la enfermedad y la curva de la incidencia y la hospitalización no se corresponden con otras olas: hay muchos menos ingresos. "Sabemos que hay un 8-10% en el que las vacunas no nos protegen", ha resumido. Además, ha puesto fecha al 70% de inmunización: sería a finales de este mes.

Noticias relacionadas