La vacunación en Salamanca remata 'flecos' y espera más dosis para pasar a la siguiente fase
Cyl dots mini

La vacunación en Salamanca remata 'flecos' y espera más dosis para pasar a la siguiente fase

Un profesional sanitario sostiene un frasco con la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca, en el Pabellón 3 del Hospital Público Enfermera Isabel Zendal, en Madrid, (España), a 23 de febrero de 2021.

El inicio de la vacunación a mayores de 80 años todavía no tiene fecha, y mientras tanto se avanza  poco a poco, con las unidades disponibles, en otros colectivos prioritarios.

La vacunación no termina de arrancar en Salamanca. La falta de dosis suficientes a pesar del aumento de unidades esta semana impide pasar al siguiente nivel, pero mientras llega la ocasión y se define la fecha para empezar a vacunar a mayores de 80 años, el siguiente grupo de edad, se rematan 'flecos' con los colectivos con los que ya se trabaja.

 

En este momento, y finalizada la vacunación en residencias (mayores y sus cuidadores), se vacuna a dependientes y sanitarios, además de algunos 'rezagados' de otros grupos. También se está inmunizando a trabajadores esenciales como ocurre con farmacéuticos y otros colectivos incluidos en los grupos prioritarios como protésicos dentales. Y, ¿para cuándo un salto mayor?

 

Pues eso depende de la llegada de vacunas y de las unidades disponibles, por ahora insuficientes. Cuando la dotación sea mayor podrá empezar a vacunarse con más ritmo, aunque por ahora tendrían que llegar tres veces más de las que se reciben para poder llegar al objetivo de 70% de población vacunada en verano.

 

Los siguientes serán los mayores de 80 años. En Salamanca todavía no hay fecha, ya que en cada territorio se va a actuar en función de sus circunstancias. La Consejería de Sanidad ha iniciado esta semana la vacunación contra el COVID en algunas provincias de Castilla y León, que se generalizará los próximos días en todos los territorios. El ritmo de vacunación de las personas mayores de 80 años será diferente en cada provincia, ya que depende del volumen de vacunados de los grupos anteriores. 

 

Las estrategias serán “mixtas” con personal de Enfermería que se desplazará hasta una localidad para vacunar al mayor número de personas posible, al igual que ocurre con la gripe, pero también habrá equipos itinerantes que irán de consultorio en consultorio o incluso acudirán a los domicilios particulares, en el caso de esos mayores que no puedan moverse de sus casas. 

 

Otra cosa será cuando las vacunas lleguen en mayor número y se puedan plantear las vacunaciones masivas, que permiten ir “mucho más rápido”, por lo que será el momento de uso de las instalaciones que cedan los ayuntamientos.

 

 La planificación de la administración de vacunas entre este colectivo dependerá de cada área de salud aunque los centros irán citando a los ancianos para inyectar la dosis el día marcado, por lo que no será necesario que las personas llamen a su enfermero para pedir cita.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: