La vacuna de VIH, más cerca de ser probada por los humanos

Asistente de laboratorio analiza una infección peligrosa. VIH, sida, investigación

La nueva versión aún logró eliminar el SIV, la versión del VIH en monos, en el 59 por ciento de los macacos rhesus vacunados.

Una vacuna prometedora que elimina un virus similar al VIH de los monos está más cerca de las pruebas en humanos después de que una nueva versión debilitada de la vacuna haya demostrado proporcionar una protección similar a la versión original.

 

Un par de artículos publicados este miércoles en la revista 'Science Translational Medicine' describen cómo la vacuna, que utiliza una forma del citomegalovirus común del virus del herpes, o CMV, se atenuaba en vivo o se debilitaba, por lo que no podía propagarse con la misma facilidad.

 

La nueva versión aún logró eliminar el SIV, la versión del VIH en monos, en el 59 por ciento de los macacos rhesus vacunados. Ese resultado es similar a los hallazgos anteriores relacionados con la versión original no atenuada de la vacuna.

 

La inmunidad generada por la vacuna atenuada también fue duradera, ya que nueve de los 12 monos vacunados todavía podrían combatir la infección por SIV tres años después. Tener una versión atenuada de la vacuna es clave para poder usarla en humanos. Ninguna vacuna utiliza virus vivos no atenuados debido a problemas de seguridad.

 

Aunque los humanos a menudo están infectados con CMV sin ningún problema, el virus puede causar estragos en las personas con sistemas inmunitarios debilitados, como las personas con trasplantes de órganos.

 

También es peligroso para las mujeres embarazadas, ya que puede causar defectos congénitos, como pérdida de la audición y microcefalia en los bebés. "Esta investigación, utilizando rhesus CMV, proporciona información potencialmente importante sobre el diseño de una vacuna contra el VIH basada en el CMV humano --explica Klaus Früh, autor de uno de los artículos--. Atenuamos signicativamente el CMV y seguimos teniendo el mismo tipo de respuestas inmunitarias que con la versión salvaje de esta vacuna". Asistente de laboratorio analiza una infección peligrosa.

 

"Estos artículos son importantes porque recapitulan la ecacia única del vector CMV reportada anteriormente con un vector modicado genéticamente que está altamente atenuado y, por lo tanto, potencialmente más seguro para el uso clínico --añade Louis Picker, autor en ambos artículos--. Además, este nuevo trabajo demuestra que la mayoría de los macacos rhesus vacunados que están protegidos contra el VIS también pueden protegerse contra un segundo desafío años después de la vacunación inicial. Este es un nivel de durabilidad que sería muy importante para una vacuna humana contra el VIH".

 

Picker y Früh son profesores del Instituto de Terapia de Genética y Vacunas de OHU de la Escuela de Medicina de la Oregon Health & Science University. La plataforma de la vacuna contra el CMV ha sido autorizada por Vir Biotechnology, una compañía de San Francisco que planea dirigir un ensayo clínico con una versión humana de la vacuna contra el VIH basada en el CMV. También se espera que la misma plataforma se use para las vacunas que se están desarrollando para combatir la tuberculosis.