La USAL recrea 'los mundos de Luis Santos' en una exposición con sus objetos, escritos y creaciones

Exposición Los mundos de Luis Santos en la USAL

La Sala de las Escuelas Menores acoge hasta el 10 de noviembre esta muestra homenaje al médico, inventor, artista y profesor de la Universidad de Salamanca durante más de 40 años.

La Sala de Exposiciones de las Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca acoge hasta el próximo 10 de noviembre la exposición 'Formalmente informal: los mundos de Luis Santos', tras la inauguración oficial a cargo de Enrique Cabero, vicerrector de Política Académica y Participación Social, que ha estado acompañado por los comisarios de la muestra, Luis Miguel Santos Unamuno, Carmen Santos Unamuno, Mercedes Santos Unamuno y Enrique Santos Unamuno, y el subdirector del Servicio de Actividades Culturales, Luis Barrio.

 

La muestra, que cuenta con la colaboración del Colegio de Médicos de Salamanca, permanecerá abierta al público del 8 de octubre al 10 de noviembre en la Sala de Exposiciones de las Escuelas Menores, en horario de martes a sábado, de 12 a 14 h., y de 17:30 a 20:30 h. Domingos y festivos, de 10 a 14 h. Lunes, cerrado.

 

Luis Santos Gutiérrez (1923-2008) ejerció como médico y profesor de la Universidad de Salamanca durante más de cuarenta años, dejando una "huella indeleble en generaciones de estudiantes de Anatomía gracias a su estilo pedagógico poco convencional, a su acentuado sentido del humor y a su facilidad para el dibujo", han explicado desde la USAL.

 

Fue, asimismo, un creador, inventor, artesano y artista; sus exposiciones y su relación personal con pintores y escultores contribuyeron a dinamizar la vida cultural de Salamanca. "Poseedor de una notable colección de arte, su generosidad (y la de Carmina, su inseparable esposa, nieta de don Miguel de Unamuno) se tradujo en diferentes donaciones que engrosaron el patrimonio de la Universidad, con la que siempre se sintió en deuda y de la que fue memoria viva", resaltan desde la institución académica.

 

Con una irrefrenable pasión por la escritura y el pensamiento, en sus últimos años se implicó desde las páginas de los periódicos en los debates culturales y políticos de la ciudad, cuya historia pública y cotidiana conocía bien. Cumplida ya una década desde la inesperada desaparición de Luis y Carmina, se reúnen en esta exposición de homenaje objetos, escritos, creaciones y voces destinados a plasmar la trayectoria de un personaje en el que confluyen variados universos sociales e intelectuales, testigos de la Salamanca del siglo XX a través de su Universidad. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: