La USAL condena el altercado ocurrido durante la investidura 'honoris causa' de Juncker

Los estudiantes somos un grupo de ideologías heterogéneas pero no por ello se debe interrumpir los actos académicos de nuestra Universidad y más de carácter tan significativo.

Desde el Consejo de Delegaciones condenamos la actitud de algunos de los estudiantes que hoy han alborotado y enturbiado el acto de investidura Doctor Honoris Causa a Jean Claude Juncker y Manuel Marín que se celebró en el paraninfo de la Universidad de Salamanca.

 

Los estudiantes somos un grupo de ideologías heterogéneas pero no por ello se debe interrumpir los actos académicos de nuestra Universidad y más de carácter tan significativo. Desde este órgano pedimos respeto a las distintas opiniones que existen en el ámbito universitario y queremos recordar que hay cauces debidos para expresarla dentro de nuestra comunidad universitaria.

 

La asociación CEA, ha tenido la oportunidad de pronunciarse en el Consejo de Gobierno cuando se aprobaron los nombramientos, sin embargo no lo hicieron. Les llamamos a que en futuras ocasiones respeten a toda la comunidad, sobre todo a los estudiantes y no dañen su imagen. Hay cauces pertinentes para la protesta y estos se deben aprovechar.

 

La Universidad es un espacio de intercambio de opinión y más la Universidad de Salamanca que celebra su VIII centenario. Esperamos que esto siga siendo así para toda la comunidad y que estos acontecimientos no empañen la imagen de los estudiantes, que no se sienten representados por este grupo de personas.