La USAL colabora en la reforestación del bosque gallego

Bosque (Archivo)

La Universidad de Salamanca (USAL) está colaborando en la reforestación de los bosques gallegos afectados por los incendios forestales, a través de la siembra de bellotas y de la Red de Huertos Escolares Ecológicos Comunitarios de la Universidad de Salamanca.

 

Los equipos de ayuda, conformados por alumnos del CEIP San Blas de Santa Marta de Salamanca, el cual forma parte de este programa de sensibilización, y la Escuela de Educación Infantil San Blas de Verduceo (Pontevedra, Galicia), han colaborado en la mejora de los bosques del municipio de Moaña (Pontevedra, Galicia) mediante la siembra de bellotas autóctonas.

 

Estas actividades han sido coordinadas por la Oficina Verde de la USAL y la Facultad de Educación de la Universidad de Salamanca, ha apuntado la institución académica salmantina en la información remitida a Europa Press.

 

Ya en la jornada de sensibilización, los presentes trataron las principales causas de la deforestación, así como las consecuencias y el peligro de los incendios, en ella participaron los alumnos de la escuela San Blas de Verduceo, quienes enfocaron la sesión en la situación actual del municipio afectado bajo el lema 'San Blas pinta de verde Moaña', tras lo que los alumnos pusieron a germinar bellotas autóctonas que servirán para reforestar el bosque quemado.

 

En los talleres lúdico-educativos han participado 340 niños de educación primaria y 6 estudiantes del grado en Pedagogía y del posgrado en TIC en la Educación de la Facultad de Educación de la Universidad de Salamaca.

 

Además, la iniciativa también ha contado con estudiantes del centro de educación especial El Camino de la Asociación de Parálisis Cerebral (Aspace), integrante de la Red de Huertos Escolares Comunitarios (Hecousal).

 

HECOUSAL

 

Desde un enfoque pedagógico comunitario, el programa Hecousal integra en la actualidad a doce centros educativos de la ciudad y provincia de Salamanca, de los cuales diez de ellos son de educación Infantil y Primaria, uno de educación Secundaria y un de educación Especial.

 

A través de esta iniciativa, los responsables del proyecto pretenden avanzar en la formación en sostenibilidad y educación ambiental de los alumnos, a la vez que contribuir a la mejora de la calidad ambiental de las comunidades de los centros escolares participantes.

 

Además estos huertos escolares, coordinados por los profesores de la Facultad de Educación Ángela Barrón y José Manuel Muñoz Rodríguez, favorecen la cohesión y la participación de las familias, al ofrecerles la posibilidad de colaborar en las labores.