La USAL amplía la restricción a su personal, que deberá avisar con antelación de su visita a los centros

El Campus Unamuno de la Universidad de Salamanca

El objetivo es que informe previamente el motivo justificado y el momento previsto para su llegada al puesto de trabajo.

La Universidad de Salamanca ha anunciado mayores restricciones del personal, tanto docente como investigador y de administración y servicios, a los centros de la institución académica con motivo de limitar más las posibilidades de propagación del COVID-19.

 

"El personal de la universidad que, por razones urgentes e inaplazables vinculadas a la prestación del servicio público, necesite acceder a los espacios de trabajo, deberá comunicar previamente por correo electrónico su identidad, motivo justificado y momento previsto (limitando a lo indispensable la presencia) al punto de contacto que se señale para cada centro", ha explicado.

 

Después de que inicialmente en el protocolo por coronavirus no fuese necesaria esa comunicación, la institución ha manifestado que a partir de ahora los profesionales tendrán que informar de esa visita al punto de contacto, que les comunicará en cada caso su decano, director o administrador responsable.

 

"Teniendo en cuenta que durante el día de hoy la normalidad ha sido absoluta y se ha garantizado el acceso a centros, departamentos e institutos con el objetivo de que se pueda desarrollar la opción de teletrabajo en los próximos días, procede actualizar el plan de contingencia anulando la necesidad de la presencia de un oficial por centro", ha continuado la USAL.

 

En caso de "extrema necesidad de acceso", los servicios de seguridad serán los encargados de facilitarlo, dadas las "necesidades singulares", aunque lo establecido no será de aplicación al servicio de experimentación animal, que cuenta con plan de contingencia propio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: