La UPSA aporta 1,5 millones de euros de fondos propios para becas que "faciliten el acceso a los estudios"

David González, gerente de la UPSA

Se trata de una línea de ayudas, aprobada específicamente para hacer frente a las consecuencias de la COVID-19.

La Universidad Pontificia de Salamanca aportará 1,5 millones de euros de sus fondos propios a una línea de ayudas, aprobada específicamente para hacer frente a las consecuencias de la COVID-19, que persigue "facilitar el acceso a los estudios" para el próximo curso en la institución.

 

Según ha reseñado el gerente de la UPSA, David González, en una rueda de prensa telemática, el propósito es que "nadie quede exento de estudios en la Universidad Pontifica de Salamanca por dificultades económicas".

 

Esta aportación de fondos propios puede llegar a unos 1.500 alumnos, tal y como recogen las estimaciones de la institución para el curso 2020-2021, en el que estarán "plenamente garantizadas" la seguridad y calidad de la enseñanza.

 

González ha reseñado que la UPSA cuenta con instalaciones en sus campos de Salamanca y Madrid, con 85.000 metros cuadrados, lo que permite contar con amplitud para garantizar grupos reducidos y la seguridad de sus alumnos.

 

Los interesados pueden ponerse telemáticamente en contacto con la UPSA, por ejemplo a través de su página web, para recibir información sobre el proceso de matrícula ya abierto para el próximo curso y para beneficiarse de estos fondos, compatibles con otros ya existentes.

 

Estas ayudas y becas, para los distintos estudios de la UPSA de grados, posgrados y otros títulos, son "medidas que intentan estar a la altura de las circunstancias" y "apoyar a las familias, a los alumnos y a los diferentes colectivos, como autónomos y profesionales", ha apostillado.

 

Próximo curso

 

Sobre cómo será el próximo ejercicio académico, el gerente ha mostrado el propósito de la UPSA de ser "realistas" con la situación por el coronavirus, sobre la que hay que "ir viendo cómo evoluciona" y cómo la educación se adapta a la "nueva realidad", por lo que la institución trabaja en "diferentes escenarios".

 

No obstante, además de ajustarse a las "indicaciones sanitarias", la universidad salmantina ya se adapta a "protocolos muy exhaustivos" en las medidas de higiene, en la adecuación del tránsito de personas por sus instalaciones, en el distanciamiento o en los equipos de protección individual.

 

En cuanto al número de alumnos, González ha indicado que los datos para las matrículas son, a fecha de hoy respecto a los de hace un año, "algo mejor" en los posgrados y están "alineados" a las cifras de grados de mayo del pasado 2019 en los grados.

 

Curso actual

 

Ya para este curso, con las cuotas de mayo, el gerente ha indicado el interés de la institución universitaria salmantina por dar "trato personalizado" a sus alumnos y "dar facilidades para que nadie se quede en el camino".

 

En cuanto a las tareas docentes, ha recordado el "reto mayúsculo" de los primeros días del estado de alarma por pasar de la educación presencial a la virtual y por poner en práctica "muchos protocolos" en la plantilla tanto docente como de administración y servicios.

 

A pesar de esas dificultades, el gerente ha subrayado que la UPSA, su plantilla y los alumnos han estado "a la altura de las circunstancias", lo que ha permitido asegurar que el proceso de cambio haya sido "un éxito", y ha agradecido también la "paciencia" de los alumnos en ese momento de modificación hacia la enseñanza virtual.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: