La Universidad de Salamanca suspende la cátedra de tauromaquia y devolverá la subvención

El rector Rivero anuncia que la cátedra "no será tal" y que ha dado órdenes para que se devuelvan los 75.000 euros consignados para su desarrollo por parte de la Junta.

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ha anunciado que la cátedra de estudios de tauromaquia está en suspenso y no se va a realizar. De este modo, se pone fin al desarrollo de esta cátedra de estudios que impulsó la Junta de Castilla y León pero a la que el nuevo equipo rectoral ha dado carpetazo a la primera de cambio. A pregunta de un representante de alumnos en el primer claustro de su mandato, el rector ha desvelado sus planes con respecto a esta cátedra que se vio envuelta en polémica por las protestas del día en el que estaba prevista su inauguración.

 

"En el formato en el que se planteó desde la Junta de Castilla y León esa cátedra de tauromaquia no se va a impulsar en la Universidad de Salamanca", ha dicho con claridad el rector en su primer claustro, a lo que ha añadido que "está en suspenso, no se va a realizar en el formato que en su día se anunció". Una postura clara a más no poder.

 

La cuestión ha llegado a pregunta de un representante de los alumnos en el claustro, y esta ha sido la respuesta: "Ya hemos avanzado que la llamada cátedra de tauromaquia, que no será tal, no va a ser impulsada por la Usal, no en ese formato. Y he dado instrucciones respecto de las decisiones que se habían tomado previamente para que se retrotraiga la subvención que recibió a los efectos de su impulso. La llamada cátedra de tauromaquia de la Universidad de Salamanca se está reconsiderando y en el formato en el que se inició  no se va a realizar". La Junta aprobó en consejo de Gobierno una subvención de 75.000 euros para las actividades de la cátedra.

 

"Dicho esto, cualquier profesor o profesora de esta universidad puede desarrollar proyectos de investigación sobre los temas que considere oportunos y no es competencia de este equipo de Gobierno intervenir en las decisiones de los profesores", ha rematado.

 

La cátedra de estudios de tauromaquia fue anunciada en 2015 como parte de la política de la Junta para la defensa y reconocimiento de la fiesta. Aportó 75.000 euros para sus actividades. Su estreno estaba previsto para el pasado mes de septiembre con un acto público que tuvo que suspenderse por una concentración multitudinaria. En su día, el acto se tuvo que suspender por motivos de seguridad "ante las convocatorias realizadas a través de las redes sociales, que no permiten la celebración de una sesión académica de estas características en el contexto que requiere". Cerca de 8.000 personas firmaron para pedir la supresión de la cátedra.