La Universidad de Salamanca defiende la calidad del sistema universitario

Enrique Cabero. Foto: Alba Villar

El vicerrector de Política Académica, Enrique Cabero, afirma, en la sesión del Consejo de Docencia, que los procedimientos establecidos aseguran la calidad de los másteres universitarios del Estudio salmantino.

En la sesión ordinaria del Consejo de Docencia de la Universidad de Salamanca, el equipo de Gobierno ha transmitido a sus integrantes la voluntad de defender la calidad del sistema universitario español ante el cuestionamiento surgido en determinados ámbitos a raíz de los indicios de irregularidades relacionadas con el título de Máster por la Universidad Rey Juan Carlos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

 

En defensa del sistema universitario español

 

Para la Universidad de Salamanca es un objetivo prioritario, durante este año de conmemoración del VIII Centenario, trasladar a la sociedad la importancia de disponer de un excelente sistema universitario público. Si bien siempre se ha de seguir trabajando para mejorar el servicio público de la educación superior, es necesario afirmar que el sistema universitario español, considerado en su conjunto, tiene muy buena calidad media. Hay veinte universidades españolas entre las primeras quinientas del mundo, marca sólo superada por cinco países: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Canadá y Australia. Y casi el 80% de las universidades públicas españolas están entre las mil primeras (hay más de veinte mil universidades en todo el mundo). A pesar de tener niveles de financiación inferiores a los de todos los países de nuestro entorno, contamos con un sistema universitario reconocido en el contexto internacional, que produce el sesenta por ciento de las publicaciones científicas españolas y que ha jugado un papel decisivo en el progreso de nuestro país.

 

Las universidades públicas garantizan a los ciudadanos el acceso a la educación superior en condiciones de igualdad, mérito y capacidad y son el principal elemento de movilidad social en nuestro país. No pueden ser descalificadas por acciones concretas. La Universidad de Salamanca desea afirmar su interés en el mantenimiento del buen nombre de las universidades y los universitarios. Por ello considera necesario emprender acciones legales cuando se encuentren indicios de delito. Si se han cometido falsedades, deberían exigirse responsabilidades.

 

Sobre los procedimientos que aseguran la calidad de los másteres universitarios de la Universidad de Salamanca

 

En la Universidad de Salamanca el funcionamiento de los másteres universitarios es evaluado continuamente. Cada Máster tiene una Comisión de Garantía de Calidad integrada por el coordinador, profesores, estudiantes y personal de administración y servicios. Anualmente esta comisión debe realizar un informe de seguimiento, ajustándose a un modelo especificado por la ACSUCYL (Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León) y siguiendo las pautas marcadas por la Unidad de Evaluación de la Calidad de la USAL. El auto-informe se envía a la ACSUCYL mediante la plataforma web habilitada a tal efecto junto con otra documentación del curso académico, como las actas de las comisiones y los expedientes de convalidación. Si la ACSUCYL detectara alguna irregularidad podría iniciar un proceso de evaluación externa del Máster. De oficio, el proceso de evaluación externa se realiza cada cuatro años, como ya está sucediendo. La ACSUCYL envía una comisión de expertos externos que visita la universidad, se reúne con profesores y estudiantes y requiere de la coordinación del Máster documentación diversa: actas, exámenes y Trabajos de Fin de Máster (TFMs). El resultado de los informes de evaluación, tanto internos como externos, está publicado en la página que cada Máster tiene en la web oficial de la universidad.

 

La presentación del TFM sigue un procedimiento absolutamente garantista. Los estudiantes deben presentar su Trabajo de Fin de Máster en las secretarías administrativas en soporte papel y/o digital. En todos los casos queda registro de que el trabajo se ha presentado y se archiva al menos una copia del TFM. El TFM solo puede presentarse si se ha superado el resto de asignaturas, es decir, es requisito indispensable aprobar cada asignatura para defender el TFM, que en ningún caso se podría presentar si constara un no presentado como nota, y obtener el título de Máster. La evaluación del TFM se realiza por una Comisión de Evaluación integrada por tres profesores. Todo el procedimiento proporciona garantías a los estudiantes de que su TFM se registra y archiva adecuadamente y también de que se evalúa con criterios objetivos. Proporciona garantías también a los profesores, puesto que su participación en el proceso está perfectamente regulada y respaldada por el Personal de Administración y Servicios de la universidad, que posee la cualificación adecuada, domina los procedimientos administrativos y también supera periódicamente un proceso de evaluación del desempeño.

 

Cada Máster tiene una Comisión Académica en la que se toman decisiones colegiadas sobre los diferentes asuntos del mismo: listas de admitidos, calendarios, actividades académicas, convalidaciones, etc. De todas sus reuniones se levantan actas, que quedan a disposición de la ACSUCYL.

 

Se trata, en definitiva, de un sistema que garantiza, gracias a la dedicación de los coordinadores y profesores, al apoyo administrativo del Personal de Administración y Servicios y al esfuerzo de los alumnos en la realización de sus estudios de posgrado, la calidad de las enseñanzas que se imparten en la Universidad de Salamanca. Como refuerzo de todas estas medidas de aseguramiento de la calidad, el texto vigente de la Ley 3/2003, de 28 de marzo, modificada por la Ley 12/2010, de 20 de octubre, de Universidades de Castilla y León, regula en su título VI la inspección en materia universitaria para el control y vigilancia de todo el sistema.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: