La Universidad de Salamanca convocará 15 plazas de ayudante doctor y 16 contratos postdoctorales

El Rector de la USAL, Ricardo Rivero, ha indicado que dotará en el año 2018 un total de 15 plazas de profesor ayudante doctor para atender a las necesidades docentes generadas por la aplicación de la Adenda del Plan de Organización de la Actividad Académica.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca (USAL) ha aprobado este 29 de mayo la dotación de 15 nuevas plazas de ayudante doctor, así como un programa de ayudas dirigido a la formación y especialización de recursos humanos en I+D+i a través de Grupos de Investigación Reconocidos (GIR), dotado con 16 contratos posdoctorales.

 

Según ha informado el rector, Ricardo Rivero, al término de la reunión, la Universidad de Salamanca dotará en el año 2018 un total de 15 plazas de profesor ayudante doctor para atender a las necesidades docentes generadas por la aplicación de la Adenda del Plan de Organización de la Actividad Académica, que no puedan ser cubiertas por el profesorado actual del área, por la que se reduce la actividad docente, investigadora y de gestión de miembros del PDI con dedicación a tiempo completo.

 

Este documento establece las condiciones por las que los catedráticos de universidad, profesores titulares de universidad, catedráticos de escuela universitaria, profesores titulares de escuela universitaria, profesores contratados doctores y profesores colaboradores podrán reducir su actividad docente.

 

En este capítulo de plantilla y nuevas incorporaciones, durante la sesión ordinaria, el Consejo ha aprobado la convocatoria del 'Programa 11: contratos postdoctorales", que financiará ayudas para la formación y especialización de recursos humanos en I+D+i, a través de Grupos de Investigación Reconocidos (GIR).

 

Esta iniciativa permitirá la contratación laboral en el ámbito de la investigación de un máximo de 16 contratos postdoctorales a jornada completa por el periodo de un año prorrogable por otro, previa evaluación de resultados.

 

El objetivo es incorporar a la Universidad de Salamanca investigadores con "probada capacidad científica" para fortalecer y fomentar líneas de investigación, colaboraciones científicas, y la participación en proyectos de investigación competitivos, según ha explicado el rector en rueda de prensa.