La UDS, pendiente de la ampliación y de si habrá 'sorpresa' o no de Pascual

Miembros del consejo de la UDS junto a los administradores concursales

El consejo debe aprobar el jueves la ampliación pero el expresidente podría impugnarla en cuyo caso sería imposible comenzar a negociar con los acreedores y el club quedaría bloqueado. 

La Unión Deportiva Salamanca vivirá este jueves un Consejo de Administración clave para su viabilidad porque en él se debe aprobar la ampliación de capital que se cerró el pasado 31 de enero por un montante de 200.000 euros, la gran mayoría aportados por la familia Hidalgo. Que se apruebe esta ampliación es absolutamente necesario para poder acometer convenio que permite negociar con los acreedores, principalmente Hacienda.

 

En principio no debería haber problemas para que saliera adelante en el consejo pero después habría 30 días de plazo para que el OK fuera definitivo y tras los últimos acontecimientos, sobre todo el hecho de que Juan José Pascual decidiera no aprobar las cuentas en la última Junta General, nadie se fía.

 

El actual consejo de administración votará a favor pero el temor de alguno de los propios consejeros es que el propio Pascual mantenga la línea disidente de los últimos tiempos y decida denunciar la ampliación en ese plazo de un mes. De hecho lo ha dejado caer argumentando que cuando se inició la ampliación se hablaba de que la Unión necesitaba de 5 millones para asegurar su liquidez y cerrar la ampliación en 200.000 le parece insuficiente. Lo cierto es que si sale adelante el antiguo mandatario perderá todo el poder que aun tiene sobre la UD Salamanca SAD y que en los últimos tiempos, como se observó en la Junta, sólo ha servido para bloquear los movimientos del club.  

 

La UDS seguiría sin una dirección estable porque no podría pasar a manos de Juan José Hidalgo y sería imposible comenzar la negociación con los acreedores. Lo que por el momento no hay sobre la mesa es propuesta alguna por parte del que fuera presidente que permita afrontar con relativa calma este próximo consejo.