La UDS firma su mejor inicio en un lustro Síntomas positivos

Los siete de nueve puntos posibles conseguidos por el equipo llegan favorecidos por una serie de indicios que invitan al optimismo
Teresa Sánchez

1. SUMA EN LOS TRES PARTIDOS: Dos encuentros como local, con empate frente al Córdoba y victoria ante el Nástic, y un triunfo a domicilio, en el Heliodoro Rodríguez, han permitido que los unionistas salieran con premio en cada encuentro y eso aumenta la confianza del grupo. Siete de nueve puntos posibles, dos más que la pasada campaña cuando a estas alturas el equipo sumaba cinco puntos tras sumar una victoria (en Cádiz) y dos empates (en casa ante el Celta y fuera, contra el Elche), aunque con la diferencia de que entonces dio la sensación de obtener más de la merecido.

2. LA AFICIÓN CREE EN LO QUE VE: Si en algo contrasta el ambiente de esta temporada con la del año pasado es en el estado de ánimo de la afición. El inicio de la 2009-2010 fue bueno numéricamente hablando pero no había sintonía entre la dupla técnico-equipo y la grada. Desde la primera jornada de esta 2010-2011 la grada parece creer en lo que ve y lo apoya.

3. SENSACIÓN DE SOLIDEZ DEFENSIVA: Cano repite sin cansarse que quiere que su equipo lleve la iniciativa y sea eminentemente ofensivo pero no siempre se puede tener el balón y cuando es el equipo rival el que lo posee demuestra estar trabajado tanto para la recuperación inmediata –primer objetivo–, como para situarse en defensa más posicional. Desde atrás, portero y centrales dejan buenas actuaciones, Arbilla se confirma y lo mejor es el compromiso general de ahí en adelante para colaborar en la recuperación.

4. LA POSIBILIDAD DE ALTERNATIVAS: Parece evidente que Cano tiene clara la columna vertebral del equipo pero no ha repetido once en los encuentros oficiales que ha disputado hasta ahora el equipo y esa posibilidad de manejar diferentes alternativas puede ser clave en una Liga tan larga. Hay jugadores que a priori se presentaban como vitales que aun no han podido debutar –como Mario o Toti e incluso Galindo que deja buenas sensaciones pero cuya aparición no se precipita–, a los que no se ha tenido que echar de menos. Un reparto que permite tener a todos metidos.

5. REPARTO DE LOS GOLES: Tres partidos de Liga y uno de Copa, cinco goles y ni uno de los goleadores ha repetido. Un centrocampista (Miguel), un zaguero (Moratón), dos hombres de ataque (Kike y Juanjo) y un mediapunta (Perico) han marcado hasta ahora muestra evidente de que el equipo maneja diferentes alternativas para pisar el área contraria y, lejos de fiarlo todo a la inspiración de los hombres de ataque, se intenta llegar con el máximo número de efectivos arriba y si se hace con acierto las opciones se multiplican. De los tantos, uno fue en jugada ensayada.