La tuberculosis se transmite exclusivamente por el aire, aunque se puede estar infectado sin enfermar

Empresa salmantina donde se ha producido un caso de tuberculosis (Foto: J. A. G.)

Mientras la persona infectada no desarrolle la enfermedad, no transmite la infección tuberculosa.

La tuberculosis es una enfermedad infecto-contagiosa producida por una bacteria, el bacilo tuberculoso, también llamado Bacilo de Koch. Se llama infección tuberculosa al estado que ocurre luego que han ingresado bacilos de la tuberculosis en el organismo. En tuberculosis, infección no significa enfermedad. Una vez infectada la persona puede permanecer en ese estado durante toda su vida sin desarrollar la enfermedad. Por lo tanto la infección tuberculosa no se acompaña de síntomas. La única forma de saber si una persona está infectada es a través de algunas pruebas. Mientras la persona infectada no desarrolle la enfermedad, no transmite la infección tuberculosa. La infección tuberculosa la pueden transmitir sólo los pacientes con tuberculosis pulmonar activa.

 

La infección tuberculosa puede progresar a enfermedad cuando los mecanismos de defensa del organismo disminuyen. Esto permite que se produzca la multiplicación y el crecimiento de la población de bacilos, como se indica en la web del Ministerio de Sanidad.

 

La tuberculosis se transmite exclusivamente por el aire. Los síntomas de la tuberculosis dependen de la localización de la enfermedad. La tuberculosis pulmonar, la localización más común de esta enfermedad, se presenta muy frecuentemente con tos, la cual puede ir acompañada de expulsión de flemas. Otros síntomas y signos que aparecen frecuentemente son la fiebre, raramente mayor a 39º C, sudoración, generalmente vespertina.

Noticias relacionadas