La triste realidad se ceba con Unionistas en Lezama
Cyl dots mini

La triste realidad se ceba con Unionistas en Lezama

Imagen del duelo Bilbao Athletic-Unionistas

Unionista sale goleado de Lezama (4-1) pese a hacer un partido serio y sólido hasta el minuto 82. Diego González puso el 1-1 y Ezkeita se erigió en protagonista para evitar el 2-2. Después su equipo se lo agradecía sentenciando. 

No es fácil pero Unionistas CF a partir de ahora tiene que afrontar cada encuentro sin mirar el DNI del rival. Da igual su nombre, cada encuentro esté el rival que esté enfrente debe ser como una final para los de Jabi Luaces y aunque desde fuera una visita a Lezama para medirse ante los 'cachorros' del Athletic se presenta como si hubiera que hacer el Camino de Santiago con los pies descalzos la situación obligaba a olvidar cualquier herida y no parar de andar.

 

Luaces apostó por un once que seguramente a cualquier aficionado le agradaría porque mirando uno por uno a sus componentes la impresión es que sobre el césped ponía casi lo mejor que tiene en cuanto a calidad y trato con el balón. Una declaración de intenciones al menos. El hueco dejado por decisión técnica de Matthieu la ocupó el joven Diego González que para nada desentonó, más bien al contrario tanto porque se ofreció, trabajo, tiró de calidad en los controles, ayudó a Góngora en las coberturas... Zubiri regresó a su posición natural junto a Ayoze y en zona de ataque volvieron a situarse tanto Carlos de la Nava como Javi Navas.

 

Presión alta ante un Bilbao Athletic que tiene calidad para superarla y así lo demostró en unos primeros minutos en los que llevó el peso de juego y en los que rondó la portería de Brais en varios córners consecutivos bien defendidos por los de Unionistas. Lo que intentaba el conjunto de Luaces cuando tenía el esférico era llegar y terminar jugadas aunque los disparos que intentaron Góngora o David Grande se fueron lejos del marco. 

 

Aunque los locales rondaban el área no acababan de probar a Brais pero siempre es un peligro que jugadores así estén cerca del marco contrario y más si hay una acción dudosa en el área porque puede suceder lo que ocurrió cuando el choque alcanzaba el minuto 20. Al colegiado le costó poco decretar pena máxima en una carga que no parecía tan rotunda de Ribelles sobre Morci y desde la pena máxima los locales conseguían abrir la lata. 

 

El peor escenario posible porque casi de la nada el Bilbao Athletic ya tenía esa ventaja y la posibilidad de jugar a lo que más le gusta, resguardarse y buscar jugadas en las que aprovechar su calidad y velocidad. 

 

La iniciativa fue a partir de entonces para Unionistas que la asumió con calma, sin precipitarse lo que le llevó a mantener las posesiones más largas de lo visto en las últimas jornadas. Buscaba acercarse al área pero sin precipitarse, consciente quizás de que cualquier pérdida podría facilitar las cosas a su rival así que si existía esa pérdida las contras era cortadas rápido con falta o con atención al corte de los de verde.

 

Faltaba quizás la ocasión que pusiera en apuros a los locales y llegó de la forma más inesperada porque tras un balón largo, Diego González se quedó solo ante el portero, quizás incluso dudando si estaba o no en fuera de juego. Continuó la jugada pero en el mano a mano Ezkieta ganó la partida y tocó lo justo para evitar primero el gol y después atrapar en la porfía del joven jugador. 

 

Es verdad que Unionistas se iba al descanso por debajo en el marcador ante uno de los 'gallitos' y de los equipos más fuertes cuando juega como local pero la sensación, al contrario de otras veces, es que podía hacer algo para intentar variar la suerte del encuentro en los 45 minutos que restaban hasta el final. 

 

Y vaya que si las cosas cambiaron. A los dos minutos de la reanudación el jugador que se había ido convirtiendo poco a poco en protagonista, Diego González, lograba su recompensa con el tanto del empate. Un balón de falta lejana que golpeó Góngora se envenenó tras tocar en un defensa y obligó al portero a rechazar como pudo y ahí estaba el medio, más metido que nadie, para recoger el rechace y enviarlo al fondo de la  portería. 

 

Unionistas empataba el duelo y lo mejor es que seguía ofreciendo buenas sensaciones, tocando bien ante un rival que volvía a dar un paso al frente con ese 1-1. El partido, bajo un aguacero, se jugaba más de poder a poder y en ese toma y daca la suerte sonrió al Bilbao Athletic que tras una falta lateral botada recogió un rechace de la defensa para la entrada por el lateral del área en velocidad y un balón puesto al centro del área pequeña al que no llegaron ni defensa ni portero y si Baqué para poner el 2-1.

 

Otro golpe porque otra vez encajaba cuando daba la impresión de estar más cómodo el equipo y ahora con menos tiempo para recomponerse aunque la buena noticia es que el equipo se mantuvo en pie y optó a meterse de nuevo en el choque porque se le puso de cara después de una gran acción personal de Álvaro Romero que recién entrado en el terreno de juego recuperó un balón en su frontal, se recorrió todo el campo y ya en el área rival recortó y fue derribado. Penalti y oportunidad para empatar pero Ezkieta se erigió en protagonista porque adivinó la intención de David Grande y rechazó el disparo para atrapar después del balón casi sobre la línea de gol.

 

Todavía le dio tiempo al portero local a engordar su estadística de aciertos con un segundo paradón esta vez al cabezazo de Ribelles que sorprendía entrando al primer palo. Y es que la figura del guardameta gana puntos y Ezkieta salvaba la victoria para su equipo que se lo agradecía cerrando el partido ya en su tramo final. Luengo se adelantaba en su caso a la salida de Brais para tocar con la punterita y superarlo y ya en el 90, con Unionistas ahora ya sí decompuesto, Sancet hacia el cuarto entrando a rematar de cabeza al segundo palo un centro desde el otro lado del área.

 

Unionistas se iba de Lezama como la mayoría de los equipos, goleada y en su caso en cima con el golpe moral que supone haberse visto con opciones, haber jugado uno de sus partidos más serios y aun así, quedándose muy lejos de cualquier recompensa. 

 

FICHA DEL PARTIDO
BILBAO ATHLETIC: Jokin Ezkieta, Sillero, Rojo, Vencedor, Sancet (min. 88), Morcillo, Baqué, Luengo, Zarraga, Areso, Artola (San Bartolomé min. 66).
UNIONISTAS CF: Brais, Zubiri, Ayoze, Ribelles, Piojo, Javi Navas, Carlos de la Nava (Garrido, min. 64 (Diego González (Álvaro Romero, min. 64), Portilla, David Grande y Góngora.
ÁRBITRO: Alexander González González, del colegio tinerfeño. Mostró cartulina a los locales Vencedor, Areso y a los visitantes Diego González, David Grande, Ribelles. 
GOLES: 1-0 min. 19, Morcillo de penalti. 1-1, min. 48 Diego González. 2-1, min. 59, Baqué. 3-1, min. 81, Luengo. 4-1, min. 90, Sancet.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 13 de Liga disputado en las instalaciones de Lezama. 

Noticias relacionadas