La 'tregua' del verano reactivó el empleo en Salamanca pero 4.000 puestos de trabajo han desaparecido
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

La 'tregua' del verano reactivó el empleo en Salamanca pero 4.000 puestos de trabajo han desaparecido

 Trabajando en el derribo de un inmueble de la calle Mayor. Brágimo / ICAL.

La EPA confirma una ligera recuperación en los meses con menos contagios, pero el paro en Salamanca supera las 18.000 personas. Hay 2.000 ocupados más que entre marzo y junio.

Las cifras de la tercera oleada de la EPA confirman que el mercado laboral de Salamanca, como el de toda España, sigue a merced de la pandemia. En el tercer trimestre, cuando el número de contagios bajó y la pandemia parecía controlada, el empleo se reactivó en la provincia, pero el aumento de los activos y del paro no dejan lugar a dudas sobre la debilidad de la situación.

 

Según los datos publicados este martes por el INE, el número de parados en la provincia alcanzó los 18.100 en el tercer trimestre, 500  por encima del dato del catastrófico segundo trimestre. Por contra, el número de parados que buscan su primer empleo pasó de 1.200 a solo 800, por la 'desaparición' de jóvenes o universitarios durante el verano. La tasa de paro de la provincia es del 12,53%, ligeramente por encima del segundo trimestre, pero por debajo de lo que era hace un año: el número de activos era mayor igual que la población.

 

Por contra, el empleo ha dado algún signo de mejoría, pero hay que esperar a ver el efecto que tengan los rebrotes en el cuarto trimestre. Por ahora, el número de ocupados en la provincia es de 126.200, 2.000 más que en el segundo trimestre, el más duro por la pandemia y el cierre total. La cifra está muy lejos del nivel del tercer trimestre de hace un año y confirma la destrucción de más de 4.000 empleos: 130.300 ocupados había hace doce meses. La tasa de actividad supera el 51% y se recupera con respecto al segundo trimestre, pero está lejos del 53% de hace un año.

 

El número de parados en Castilla y León aumentó en 7.900 personas en el tercer trimestre del año (un 6,01 por ciento más, frente a una subida nacional del 10,54 por ciento) lo que sitúa el total de desempleados de la Comunidad en 138.500 y supone una tasa de paro del 12,49 por ciento sobre la población activa (por debajo de la media nacional, que fue del 16,26 por ciento), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

En comparación con el mismo trimestre del año anterior la evolución del paro en Castilla y León aumentó un 9,53 por ciento (12.100 desempleados más en términos absolutos), inferior a la media de España que aumentó un 15,82 por ciento (508.500 parados más). Se da la circunstancia de que en el tercer trimestre de 2019 el paro EPA cayó en 5.400 personas (un 4,09 por ciento menos en comparación con el trimestre anterior) y un 0,41 por ciento en comparación con el mismo periodo del año precedente (500 parados menos).