La traición deja una segunda edil no adscrita en el Grupo Socialista

Duelo en la oposición. Águeda Arranz solicitó ayer por escrito al pleno su baja en el Partido Socialista, aunque mantendrá su condición de concejal y su pertenencia a las diferentes comisiones informativas
E. BERMEJO
El Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada cuenta desde ayer con otra concejal no adscrita en la Corporación municipal, la que hasta septiembre del año pasado fuera la primera teniente de alcalde de la historia del municipio.
Águeda Arranz, que durante la moción de censura del 4 de septiembre de 2009 repitió hasta la saciedad que su compañero y jefe de filas Juan José Martín Cilleros había sido el mejor alcalde que nunca había tenido el municipio, se va ahora del Grupo municipal Socialista al parecer por todo lo contrario.

Arranz presentó el pasado viernes un escrito de renuncia que ayer leyó en el pleno extraordinario el secretario del Ayuntamiento, en el que decía textualmente que estaba siendo “relegada deliberadamente como concejal por parte de su portavoz en todas las cuestiones que afectan al grupo”, así como que no recibe “información de ningún tipo” y, por tanto, no puede manifestar su opinión, “siendo excluida sistemáticamente y viéndose obligada a adoptar una postura no compartida por no romper la disciplina del grupo en numerosas ocasiones”.

Mantiene su acta de concejal
Arranz da fe de las numerosas diferencias que existen con el portavoz del que hasta ayer fue su grupo municipal “en cuanto a las formas y modos de dirigir el grupo, habiendo manifestado su desacuerdo y sin obtener respuesta”, por lo que “teniendo en cuenta que se sigue produciendo esta situación a día de hoy, en menoscabo de su dignidad y principios como concejal de este Ayuntamiento, solicita su baja como concejal del Grupo municipal Socialista, manteniendo en cualquier caso su condición de concejal y su pertenencia a las diferentes comisiones informativas a las que está adscrita”, concluye el escrito que ayer leyó el secretario. No obstante, en el transcurso del pleno extraordinario no hizo una sola observación y, al finalizar, se negó rotundamente a efectuar declaraciones.

Valoración del equipo de Gobierno
Por su parte, al alcalde y los concejales del PP les costó bastante dar su opinión al respecto, pues consideran que es una situación que les merece todo su respeto, “aunque creemos que los vecinos no se lo merecen”, dijeron.

El concejal Jesús de San Antonio reconoció que se sienten “muy satisfechos de haber provocado la moción de censura y nos preguntamos qué habría ocurrido en Carbajosa si no lo hubiéramos hecho”. El edil aludió también a las reiteradas negaciones de Fernando Pablos acerca de que se hubiera producido una reunión en el Parador de Turismo y confesó su sorpresa ante la tardanza de un desenlace como el de ayer.
“Creemos que se ha engañado a los ciudadanos; también el portavoz del Grupo Socialista, que hasta hace un mes se ha estado haciendo fotos con Águeda Arranz”.

Por su parte, el alcalde, Pedro Samuel Martín, consideró que “no hay que hacer leña del árbol caído, aunque la verdad tiene un camino y se ha demostrado ahora mismo”.

Orden del día
El pleno extraordinario tuvo, además, otros puntos. Así, se aprobaron de forma definitiva las ordenanzas fiscales, con la desestimación de una alegación presentada por Redtel. También se dio el visto bueno a las certificaciones de obra del proyecto de mejora del polígono industrial El Montalvo I y a la solicitud de la subvención para el proyecto de mejora de la segunda fase del polígono industrial, que se contempla dentro del Programa de Reindustrialización de la Dirección General de Industria. La inversión total asciende a 500.061 euros, de los que 250.030 se piden como ayuda y el resto en concepto de préstamo. Los trámites los realizará el portavoz del Grupo Socialista, ya que es un “viejo proyecto” que reivindicó en su día ante el Ministerio.