La 'tormenta' en Würzburg termina con una lluvia de peluches

La iniciativa ha corrido a cargo de la Peña La Ranita y en la que colaboró la asociación Remolino de Arte.

El pabellón de Würzburg (Salamanca) ha sido testigo de "una lluvia de peluches", una iniciativa que tuvo lugar durante el descanso del partido de la Euroliga femenina de baloncesto que disputaron Perfumerías Avenida y Nadezhda.

 

Este envite, próximo al Día de Reyes, sirvió para que los aficionados llevasen peluches a las instalaciones y, en un momento puntual del descanso, la megafonía anunció el comienzo de la "lluvia", organizada por la Peña La Ranita y en la que colaboró la asociación Remolino de Arte.

 

Entonces, los seguidores comenzaron a lanzar al centro de la pista los centenares de peluches, que luego irán a familias desfavorecidas, como ya ocurriera el año pasado, cuando se celebró esta iniciativa por primera vez en el pabellón salmantino.