La tercera ola empieza a retirarse en Salamanca pero su rastro es terrible: Más de tres fallecidos diarios en el hospital
Cyl dots mini

La tercera ola empieza a retirarse en Salamanca pero su rastro es terrible: Más de tres fallecidos diarios en el hospital

UCI Covid hospital de Salamanca

Desde que sobrevino la tercera ola de la pandemia de Covid-19 la cifra de fallecidos en el hospital de Salamanca ronda los 140 a los que se suman las pérdidas en residencias con más de 12.200 contagios. Todo en mes y medio devastador, de nuevo. 

Tras el tsunami y con la retirada paulatina de la tercera ola empieza a verse el rastro que ha dejado a su paso y es devastador. Los efectos de la Navidad se han pagado con creces en negativo en Salamanca y es que la tercera ola de la pandemia era la crónica de un empeoramiento anunciado y pronosticado por todos los epidemiólogos, que reclamaron sin éxito medidas más restrictivas durante la Navidad.

 

La relajación en las fiestas cuando la incidencia aún de la segunda ola no había bajado lo suficiente ha resultado ser una mezcla que ha llevado otras vez a vivir cifras de récord tanto en Salamanca como en el resto de España. Una tercera ola que ahora ha conseguido sostener en los últimos días su decrecimiento y que además se solapó con una incidencia todavía alta de la segunda, también está en descenso. 

 

Y en este momento de retirada el análisis de las cifras no miente y confirman que ha tenido un efecto devastador del que habrá que ver si aprendemos cuando lleguen, que llegarán, nuevos avisos de los epidemiólogos. 

 

El inicio de esta tercera ola se sitúa en el inicio del mes de enero. Se dice que tras la infección, los síntomas y los positivos empiezan a verse reflejados en las estadístimas entre una semana y diez días después. Tomando como referencia ese 24 de diciembre en el que comenzaron los encuentros con motivo de la Navidad la inclinación de la ola empezaría a elevarse más o menos el 3 de enero.

 

Tomando como referencia esa fecha se puede decir que desde entonces hasta este 14 de febrero se han producido en Salamanca 11.045 positivos por PCR de forma que en un mes y media se han detectado más de un 26% de casos totales desde que comenzó la pandemia en nuestra provincia. Aquel 3 de enero había 1.935 casos activos por los 4.475 que se reportan hoy. 

 

Cuando el tsunami 'despertó' en Salamanca el número de pacientes ingresados en el hospital era de 25 en planta y 6 en camas UCI. Este 15 de febrero son 205 los ingresados en planta y hay 33 pacientes críticos. El pico de ha llegado a estar en 301 ingresados en planta el 8 de febrero y 44 en críticos el 3 de febrero. 

 

Pero sin duda, y junto con esa cifra de hospitalizados, el efecto más desvastador se refleja en el número de fallecidos durante este mes y medio que se eleva a 138 en hospitales y supone que, de media, cada día desde el 3 de enero ha muerto en el Complejo Hospitalario salmantino más de tres pacientes por coronavirus.

 

Desde el 13 de enero no ha habido ni un solo día en el que no haya que haber lamentado una pérdida y se han registrado jornadas terribles el 29 de enero o el 9 de febrero en los que se comunicaron hasta ocho defunciones. 

 

Y también se ha dejado notar en las residencias donde esta tercera ola no ha entrado con la virulencia que lo hizo la primera porque en la inmensa mayoría las precauciones estaban extremadas, incluso en el periodo navideño, pero aun así y después de una segunda ola muy estable sí que ha habido que lamentar pérdidas. Se pasó de un registro de 350 fallecidos confirmados por Covid-19 a los 406 que se recogen a 15 de febrero en el portal de datos abiertos de la Junta. 

 

Aunque con esta 'marejada' ya encima se varió el criterio principal en la toma de decisiones en las restricciones tomando como referencia la incidencia a 7 días -que en estos momentos en Salamanca está en 199,94 casos por 100.000 habitantes-, y la sensación es de mejora hay que tener en cuenta que los expertos señalan como primer gran objetivo alcanza una incidencia a 14 días de 100 casos por 100.000 habitantes y eso ahora mismo estamos lejos con los 553,59 actuales así que más vale seguir con el flotador a mano y no fiarse de una tercera ola que se avisó pero ha resultado más que traicionera. 

Noticias relacionadas