La temporada alta para el empleo en Salamanca acabó antes de tiempo