La tarifa plana de 50 euros no logra aumentar el número de autónomos en Salamanca

El número de trabajadores por cuenta ajena es virtualmente el mismo que cuando se puso en marcha la medida: menos de 27.300 afiliados a este régimen. La provincia, una de las que menos ha aprovechado esta medida por falta de emprendedores: sólo 6.000 altas por 50 euros, una de las cifras más bajas.

La tarifa plana de los autónomos, la medida que permite cotizar por 50 euros a jóvenes y emprendedores, no ha tenido una buena acogida en Salamanca. La apuesta del Ministerio de Empleo roza el millón de altas y está detrás de cierta reactivación del número de autónomos, pero en el caso de la provincia ni ha aumentado el número de afiliados a este régimen ni es fácil asegurar que los algo más de 6.000 autónomos que se han acogido a esta reducción de cuota son todos nuevos trabajadores.

 

Según los datos publicados este sábado por Empleo, casi un millón de autónomos cotizan por este sistema que permite ahorrarse un 80% del coste de la cuota mínima de este régimen. Los beneficiarios (jóvenes menores de 30 años, emprendedores que no han trabajado antes) pagan 50 euros durante los primeros seis meses en vez de los más de 200 que tendrían que abonar para cotizar por la base mínima. En el caso de Salamanca, son 6.036 desde que se puso en marcha la medida a finales de 2013.

 

Sin embargo, la incorporación de estos autónomos no ha supuesto un aumento de trabajadores en este régimen, que es lo que se podría pensar. Según los datos del Ministerio, en febrero de 2013, cuando se aprobó la medida, había 27.279 autónomos cotizando a la Seguridad Social en Salamanca; a día de hoy, con el último dato disponible (octubre) los autónomos salmantinos son... 27.278: virtualmente los mismos. Y no es una excepción: la cifra se ha movido en los últimos años en torno a los 27.300 con ligeras subidas. 

 

Así que la tarifa plana de 50 euros para los autónomos no ha logrado que se incremente el número de los trabajadores por cuenta ajena. Y tampoco es fácil decir que esos 6.000 autónomos que cotizan ese mínimo sean nuevos trabajadores o que todos estén trabajando. En muchos casos, se trata de auónomos que se dan de alta aprovechando que es muy barato, pero que no tienen actividad. 

 

La provincia ha sido una de las que menos ha aprovechado esta medida. De hecho, está entre las once que menos altas han protagonizado, con otras cinco provincias de Castilla y León. La falta de jóvenes hace complicado que aparezcan emprendedores, más en un mercado laboral volcado hacia la hostelería y el sector servicios.

Noticias relacionadas