La supresión de los pasos a nivel de Gomecello sigue retrasándose pese a que es prioritaria

Paso a nivel (ARCHIVO)

La ejecución de las obras para eliminar los dos que quedan sigue pendiente de las expropiaciones y de cambios en el proyecto, mientras Adif ya ha licitado otro paquete con los 74 pasos a nivel que suprimirá hasta 2024. La obra en la localidad salmantina es prioritaria por la velocidad del tren que circula.

Más de cuatro años llevan esperando los vecinos de Gomecello para que lo que se antojaba una mejora inmediata, la eliminación de todos los pasos a nivel que quedan en la localidad, se convierta en realidad. Y ya veremos si la situación no se prolonga por más tiempo. De momento, los usuarios del acceso a Gomecello tienen que circular contando con los pasos a nivel de una línea férrea por la que circulan trenes de altas prestaciones, con lo que es prioritaria en materia de obras y también para la mejora del servicio ferroviario.

 

Hace más de un año que Adif anunció la supresión de los dos últimos pasos a nivel de Gomecello, pero el proyecto no ha avanzado casi nada. En septiembre de 2016, Adif anunciaba primero que suprimiría los pasos a nivel en los puntos kilométricos 63/192 y 64/552; y días después anunciaba también que iba a empezar los trámites para expropiar unas 80 parcelas para hacer la obra. Estos dos pasos a nivel, especialmente el último, que da acceso al casco urbano, son los dos últimos sobre la línea electrificada Medina-Salamanca. El primero está a medio kilómetro del pueblo en tierras agrícolas y se salvará con un paso elevado; y el segundo se eliminará con un paso inferior.

 

Sin embargo, ha habido problemas con los trámites y estas obras se han quedado en el 'vagón de cola' de la planificación de obras. Adif ya ha empezado a tramitar los proyectos para suprimir otros 74 pasos a nivel, nuevo de ellos en Castilla y León, con una inversión superior a los 400.000 euros en esta Comunidad. Mientras tanto, los de Gomecello están a la espera.

 

En enero de 2017, Adif anunciaba que durante este año se licitarían las obras para eliminar estos dos peligrosos pasos a nivel en Gomecello por una cuantía de 7 millones de euros. Sin embargo, y según una respuesta parlamentaria al diputado socialista David Serrada, Fomento se ha visto obligado a adaptar el proyecto ya redactado de la supresión de pasos a nivel a un cambio de normativa y a las nuevas características de la línea. Según el Gobierno, ya se ha iniciado el proceso de información pública para las expropiaciones.

 

Mientras no finalice no se podrá licitar la obra, algo comprometido para 2017, y también será difícil ejecutarla antes de acabar 2018 como comprometió el Gobierno. Pero es que, además, mientras no se eliminen estos dos pasos a nivel, los últimos de la línea electrificada, el Alvia Madrid-Salamanca no podrá rodar a 220 km/hora, con lo que mejoraría los tiempos de viaje. 

 

 

UNA ACTUACIÓN PRIORITARIA

 

En virtud de la actual legislación, el tráfico de vehículos que registra un paso a nivel es el factor determinante para determinar si ese cruce de la carretera con una línea de tren debe suprimirse o bien contar con distintos niveles de protección (instalación de barreras o semibarreras automáticas, señalización vertical, señales sonoras o acústicas, entre otras). De momento, el de Gomecello está con barreras automáticas, señalización y señales luminosas y sonoras.

 

Según la normativa actual, deben suprimirse, siempre que exista disponibilidad presupuestaria, los pasos a nivel en líneas en las que los trenes circulen a velocidades superiores a 160 km/h y en aquellos en los que la relación entre el número de trenes y los automóviles que lo cruzan a diario sea igual o superior a 1.500. El coste de la operación lo asumirán Adif, el ministerio o ambos. Es el caso de esta línea, que está electrificada y por la que circulan los trenes de la conexión Salamanca-Madrid.