La subida del SMI que augura choque en el Gobierno: aumento este año para mejorar 99 euros hasta 2023
Cyl dots mini

La subida del SMI que augura choque en el Gobierno: aumento este año para mejorar 99 euros hasta 2023

Expertos aconsejan subir el SMI este año entre 12 y 19 euros y dejar el grueso del alza para 2022 y 2023. El Gobierno tiene que decidir y hay posturas encontradas.

La comisión de expertos que ha analizado el salario mínimo interprofesional (SMI) por encargo del Gobierno ha determinado que, para cumplir el objetivo de llevar el SMI al 60% del salario medio neto en esta legislatura, esta renta mínima debe subir entre 61 y 99 euros de aquí a 2023, hasta situarlo al final de ese periodo en entre 1.049 y 1.011 euros por catorce pagas. Esto equivaldría a incrementarlo entre un 6,4% y un 10,4% respecto a la cantidad actual, de 950 euros mensuales.

 

Para conseguir este objetivo, los expertos aconsejan que este mismo año se suba esta renta mínima entre 12 y 19 euros como punto de partida para alcanzar al final de la legislatura el 60% del salario medio neto. Para 2022 y 2023 se dejaría el grueso de la subida en todos los escenarios contemplados por los expertos. La presidenta de esta comisión, la profesora Inmaculada Cebrián, tras hacer entrega del dictamen a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha explicado que los expertos, por acuerdo unánime, proponen seguir una senda creciente del SMI desde 2021 a 2023.

 

Para el cálculo del objetivo del Gobierno de llegar al 60% del salario medio, contemplado también en la Carta Social Europea, los expertos toman como referencia principal el salario medio neto de un trabajador a tiempo completo publicado por el Instituto Nacional de Estadística en la Encuesta de Estructura Salarial de 2018, ya que aún no se conocen las encuestas de años más recientes.

 

Tres cálculos

En concreto, en su dictamen, los expertos establecen tres escenarios posibles, sustentados sobre la variación que podría experimentar el salario medio neto en el año 2020. En el primero de ellos, que parte de que el salario medio suba un 1,8% en 2020, en línea con el alza que experimentaron los sueldos en convenio, el SMI tendría que elevarse 99 euros hasta 2023, aconsejando los expertos un alza de 19 euros en 2021, y de 40 euros tanto en 2022 como en 2023.

 

En el segundo escenario, que parte de que el salario medio suba un 0,9% en 2020, como el sueldo de los empleados públicos y las pensiones, el SMI debería subir en total 77 euros hasta 2023 para llegar al 60% del salario medio. Para ello, la senda recomendada pasa por subir el SMI 15 euros este año, y 31 euros tanto en 2022 como en 2023.

 

El tercer y último escenario parte de que el salario medio no experimente ningún incremento en 2020, en cuyo caso el SMI tendría que elevarse 61 euros entre 2021 y 2023, con alzas de 12 euros este año, de 24 euros en 2022 y de 25 euros en 2023.

 

Reunión interna del Gobierno

Tras recibir el dictamen de los expertos, la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado que se reunirá "con rapidez y discreción" con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para tratar este asunto, sobre el que se consultará además con los agentes sociales para establecer la ruta de subida del SMI en el periodo 2021-2023 "hasta alcanzar una de las cantidades de la horquilla sugerida por los expertos".

 

"Tengo una reunión pendiente con el presidente del Gobierno. Nos reuniremos, hablaremos de esta cuestión y se tomará una decisión en el seno del Gobierno (...) Es una decisión de enorme enjundia para un Gobierno progresista", ha indicado la ministra, que ha añadido que ésta se producirá "con prontitud", dependiendo de las agendas de ambos.

 

En este sentido, Díaz ha afirmado que el Gobierno "tiene un debate pendiente" sobre el SMI y que la posición del Ministerio y de Unidas Podemos "es más que conocida". "La variable de los salarios dignos azuza el consumo y es estratégica para la recuperación económica (...) Tengo muy claro de qué lado estoy y con quién estoy", ha señalado Díaz, que ha añadido que, para una familia, poder contar con 50 euros más puede significar, por ejemplo, comer un día pescado o fruta o no comerlo.

 

La vicepresidenta tercera, que ha avanzado que los datos de paro están siendo "moderadamente positivos", ha indicado que España es uno de los pocos países que en plena crisis no ha subido el SMI y ha señalado que, aunque respetable, "en el seno del Gobierno hay personas que cuando España crecía más que nunca pensaban que era malo subir el SMI", en contra de lo que ella defiende.

 

El ministro pide tener en cuenta el mercado laboral

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha afirmado que para subir el salario mínimo interprofesional (SMI) hay que tener en cuenta la coyuntura del mercado laboral y todo un conjunto de elementos.

 

"Entiendo que la comisión no ha entrado (en este detalle) y que le corresponde al Gobierno considerarlos en cada momento", ha apuntado el titular de Seguridad Social este viernes en rueda de prensa. Preguntado sobre la subida de entre 12 y 19 euros para este año, Escrivá ha señalado que tiene entendido que la comisión de expertos ha planteado una cuantificación tomando como referencia el compromiso de toda la legislatura.

 

Alza de los precios

Díaz ha subrayado además que el compromiso del Gobierno con la Carta Social Europea "es firme y está más cerca que nunca" y que se va a alcanzar ese 60% del salario medio en el marco de una senda de convergencia "que se inicia en 2021 y que seguirá en 2022 y 2023".

 

La vicepresidenta ha recordado que hay personas que lo están pasando "muy mal", que los precios están subiendo a una tasa del 2,7%, que la luz está más cara y que los salarios de convenio están aumentando a un ritmo del 1,8%, mientras que los asalariados afectados por el SMI, en torno a 1,5 millones de personas, principalmente jóvenes y mujeres, se están quedando fuera de esas subidas salariales.

 

CEOE, en contra

Sobre el rechazo de la CEOE a subir ahora el SMI, la vicepresidenta ha apuntado que "no es ningún obstáculo" para que el Gobierno cumpla "escrupulosamente" con la norma que regula el procedimiento de determinación del SMI. "Bienvenidas sean las opiniones de los sindicatos y de los empresarios", ha dicho Díaz, que ha insistido en que habrá consulta previa a los agentes sociales sobre lo que finalmente se decida en el Gobierno.