La 'solución' para El Corte Inglés, dejar a Defensa sin el solar que consiguió en el acuerdo

Calle Víctimas del Terrorismo, abierta como parte de la implantación de El Corte Inglés.

El alcalde propone construir nuevos equipamientos públicos en el solar que se quedó Defensa tras el acuerdo por el centro comercial, con 14.000 metros de edificabilidad. No se ha hablado de quién pagaría las nuevas instalaciones ni el coste de quedarse con ese solar.

La propuesta que el alcalde de Salamanca ha trasladado a los grupos de la oposición para devolver El Corte Inglés a la legalidad pasa por dejar sin nada a una de las partes implicadas en el acuerdo para la instalación del centro comercial en Salamanca: el Ministerio de Defensa. Alfonso Fernández Mañueco deslizó a los grupos de la oposición una alternativa, la única que ha puesto sobre la mesa once meses después de que la justicia anulara todas las licencias. La idea es construir nuevos equipamientos públicos en un solar junto a la calle Víctimas del Terrorismo y, aunque pidió cierta discrección en la junta de portavoces, después lo dio a conocer en la nota de prensa que mandó el Ayuntamiento.

 

De este modo, Mañueco asume la teoría de las compensaciones que maneja la oposición: es decir, que la empresa debería aportar algo más para equilibrar el exceso de metros edificado. El alcalde habló este jueves de reequilibrar las cargas entre todos los actores del acuerdo y de utilizar ese solar sin construir para hacer equipamientos de interés público. Sin embargo, no dio más detalles de una solución con mucha letra pequeña.

 

El solar citado es propiedad del Ministerio de Defensa y es su parte del acuerdo por El Corte Inglés. A cambio de dejar construirlo en lo que era el cuartel, y de ceder también el Polvorín, el ministerio que dirigía entonces Federico Trillo consiguió 14.000 metros edificables en esa parcela. A día de hoy, no se ha promovido ninguna construcción, pero contar con esa edificabilidad supone un futuro rédito para el ministerio, que precisamente llevó a cabo un plan de venta de cuarteles para hacer caja.

 

Así que si el Ayuntamiento quiere construir ahí nuevos equipamientos públicos, en primer lugar tendrá que cambiar la calificación de suelo residencial a dotancional. Después, negociar con el ministerio o conseguir que lo ceda, algo que ya se ha empezado a hacer. Pero en ningún momento se ha hablado del coste que eso tendría ni de quién tendría que asumirlo: si la empresa del centro comercial, el Ayuntamiento o el propio ministerio.

Noticias relacionadas