La 'solución Mañueco' al sector 37, un "expolio" que no es definitivo y que puede ser recurrido

Fachada del edificio de El Corte Inglés en la plaza de la Concordia.

Ganemos advierte de posibles alegaciones por intentar cerrar 'en falso' el asunto urbanístico de El Corte Inglés. El equipo de Gobierno sigue sin explicar el coste y quién pagará la operación para quedarse los terrenos de Defensa.

El pleno municipal de este viernes debate y, salvo sorpresa, aprobará la modificación del PGOU que parmitirá dar sustento urbanístico al sector 37, donde se asienta el edificio de El Corte Inglés. La modificación consiste, ya se sabe, en cambiar la calificación de un solar del ministerio de Defensa e incorporar sus 14.000 metros al sector para intentar cuadrar el aprovechamiento desbordado en la construcción de la sede de los grandes almacenes, un problema generado por el Ayuntamiento de Salamanca al impulsar un convenio declarado ilegal en reiteradas ocasiones, y que ahora pagan la empresa, el ministerio y, en el fondo, los salmantinos.

 

La solución consiste, en el fondo, en conseguir esos terrenos para construir en ellos nuevos equipamientos. Pero a día de hoy el consistorio no suelta prenda sobre la clave: cuánto cuesta la operación y quién la va a pagar. Todavía no lo ha hecho, pero si se cuenta con los terrenos, el equipo de Gobierno deberá explicar el viernes cómo se han conseguido (compra o cesión), a cambio de qué y quién va a promover los nuevos equipamientos.

 

Mientras tanto, el grupo municipal Ganemos considera que la operación urbanístca será, en caso de ser aprobada, “un expolio a la ciudad patrocinado por el alcalde Mañueco”. El grupo dice que intentará hasta última hora que PSOE y C's vuelvan a hacer bloque en la oposición y se olviden de su compromiso para aprobar la modificación, plácet que ha permitido que el PP del Ayuntamiento de un paso al frente después de casi dos años estancado en el asunto. “Queremos insistir, hasta el último momento antes de que este acuerdo se haga, en que Ganemos Salamanca estamos abiertos a consensuar una solución respetando los derechos de la ciudad y la legalidad”, ha añadido el concejal de la formación granate.

 

 

NO DESCARTA ALEGACIONES A UNA SOLUCIÓN "ILEGAL"

 

El concejal ha advertido que esta solución no es ni legal ni definitiva, y ha advertido sobre posibles alegaciones por parte del grupo político que ha asumido el frente judicial contra este convenio, Los Verdes, ahora Equo. Risco tiene claro que es más que probable que este grupo no se conforme con la solución que se ha planteado.

 

Según el concejal Gabriel Risco, el PP, junto con PSOE y Ciudadanos, han pactado esta modificación que, si sale adelante, supondrá “otra ilegalidad” en torno a este caso. Si PSOE y Cs apoyan al PP, lo que harán será “enterrarse en consolidar un atropello para beneficiar a esta empresa”, asevera Risco. Además, tanto PSOE como Cs “saben a ciencia cierta que esta modificación es ilegal”, declara el concejal.

 

Así, aprobar esta modificación llevará a El Corte Inglés a una situación “ilegal y no definitiva” que hará peligrar los puestos de trabajo. “Es el Partido Popular, y quien se vaya con él, el que pone en riesgo los puestos de trabajo”, apunta el edil. Hay que recordar que Ganemos, junto con PSOE y Cs, elaboró en 2016 una propuesta común para devolver la legalidad a esta intervención urbanística, conservando los empleos y garantizando el mantenimiento del centro comercial. 

 

Risco ha recordado que este “es un problema grave creado por el Partido Popular en los años 2003-2004, cuando se lleva a cabo la primera modificación del PGOU para hacer este asalto a la ciudad” y conseguir así que el PP “regale” a la empresa El Corte Inglés 20.000 m2 de espacio público, en una actuación que seis sentencias judiciales han calificado de “ilegal”.

 

En conclusión, Ganemos votará en contra de esta modificación de PGOU durante el Pleno, una sesión en la que, además, el grupo presentara cuatro mociones, hechas públicas en la misma rueda de prensa por la concejala Virginia Carrera.