La 'solución' al caso El Corte Inglés: quitarle valor al solar del ministerio de Defensa

La modificación puntual que propone el equipo de Gobierno pasa de suelo para vivienda a dotacional la parcela del ministerio de Cospedal junto al centro comercial: eso reduce el valor de lo único que logró Defensa en el acuerdo original. Si nadie lo compensa, daña las arcas públicas.

El primer paso para encontrar una solución al caso El Corte Inglés, la situación de falta de licencias que atraviesa el edificio de los grandes almacenes en Salamanca tras anular la justicia todas las que le dio el Ayuntamiento, empieza con una decisión urbanística que tiene un primer 'pagano': el Ministerio de Defensa.  La propuesta que ha presentado el equipo de Gobierno consiste en aprobar una modificación puntual del plan general de ordenación urbana que incluye el cambio de calificación de la parcela que el ministerio de Cospedal tiene, una franja paralela al edificio del centro comercial. Actualmente, el solar es edificable para viviendas y pasaría a ser dotacional.

 

La principal consecuencia sería la evidente pérdida de valor. Este solar fue la parte que se quedó el Ministerio en el acuerdo a tres bandas con el Ayuntamiento y la mercantil de El Corte Inglés, básicamente, lo que se quedó a cambio de los terrenos del cuartel y de los otros elementos del acuerdo. Aparentemente, la peor parte, que ahora perdería todavía más ya que patrimonialmente no tiene el mismo valor un suelo dotacional que el disponible para vivivendas.

 

Así que, de entrada, aprobar el plan del equipo de Gobierno significa reducir el valor del solar, a lo que su propietario, el ministerio de Defensa, no sólo puede sino que estaría obligado a oponerse. En caso contrario, la solución de Mañueco afectaría al patrimonio público de todos los españoles, también de los salmantinos, porque el ministerio de Cospedal aceptaría que el Ayuntamiento cambiara el valor de su solar. Algo que sólo se compensaría con la propia mercantil de los grandes almacenes, algo que no se ha dado a conocer.

 

En la junta de portavoces de este lunes, el alcalde sólo ha concretado esta medida urbanística y ha insistido en que es la primera decisión que hay que tomar. No ha considerado en ningún momento el encaje de medidas posteriores para cuadrar la solución. Ni las consecuencias para Defensa del cambio de calificación, ni las medidas que pudiera tomar el ministerio ni posibles negociaciones con el propio ayuntamiento u otras administraciones para compensarlo.

Noticias relacionadas