La situación de Salamanca tras el estado de alarma: lo que Junta y Gobierno ya tienen claro
Cyl dots mini

La situación de Salamanca tras el estado de alarma: lo que Junta y Gobierno ya tienen claro

Personas en la Plaza Mayor de Salamanca más allá de las 20.00 horas de este martes. Foto: A. Santana

Las decisiones de Gobierno y Junta empiezan a clarificar la situación a partir del 10 de mayo. Una cosa es segura: seguirá habiendo restricciones.

El Gobierno central lo tiene claro: el día 9 de mayo se acaba el estado de alarma. A partir de entonces, decaerán las principales medidas basadas en el decreto vigente desde hace seis meses, pero ¿cuál va a ser la situación? ¿Seguirán las restricciones? ¿Cuáles acaban? ¿Qué se va a poder hacer y qué no? Todavía habrá que esperar unos días, pero empieza a clarificarse la situación que viviremos a partir del 10 de mayo, con una respuesta clara: las limitaciones durarán todavía un tiempo.

 

Toque de queda: adiós

Una de las cosas más claras: el 9 de mayo termina el toque de queda. El actual estado de alarma es la única ley que permite imponerlo y decae al llegar el día 10 de mayo. En Salamanca está puesto entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana y más allá de disquisiciones o de la búsqueda de 'zonas grises' en la norma, no volverá a haber toque de queda salvo que se apruebe un nuevo estado de alarma.

 

Cierres perimetrales

Otro de los derechos fundamentales que afecta a la movilidad y que decae con el estado de alarma. En este caso,  hay más dudas porque las comunidades sí podrían decretar cierres, pero tendrían que consultar a los tribunales superiores de justicia: esa va a ser una constante como ocurrió en verano, cuando ya estuvieron sin el paraguas del decreto. En este caso, Salamanca ha estado bajo el cierre perimetral regional, aunque también tuvo uno de carácter provincial e incluso municipal. Hay dudas sobre si la Junta recurrirá a esta medida, aunque es vital para controlar la movilidad.

 

'Semáforo': el panel Covid

La Junta de Castilla y León ya ha aclarado que el 'semáforo' Covid se mantiene y que se va a guiar por él. Así tiene que ser porque es el panel de indicadores que permite hacer seguimiento de la situación epidemiológica. 

 

Niveles: se mantienen

Son la consecuencia del semáforo: en función de los datos, tocan unas restricciones. Salamanca está actualmente en nivel 4 de restricciones y así se va a mantener por ahora. La Junta se ha abierto a iniciar la desescalada en provincias que están en cifras para bajar a nivel 3, con lo que esa será la evolución natural: la provincia salmantina cumpliría requisitos para bajar a  nivel 3 y relajar restricciones.

 

Mascarilla

Una de las cosas que se queda con toda seguridad: la ley de nueva normalidad ha impuesto su uso incluso habiendo distancia y al aire libre. En Salamanca es uno de los motivos por los que más se multa.

 

Cierres de interior

Salamanca va a salir del estado de alarma con al menos un municipio con el interior de hostelería y locales de juego cerrado por incremento de casos, como es Ciudad Rodrigo. Sobre el papel, la localidad, incluída en el grupo desde este martes, tiene que estar dos semanas así: cuando llegue el 9 de mayo estará cumpliendo medidas. También habrá que ver la evolución de la capital, Villares o Santa Marta.

 

Cierre de actividades

La Junta tiene “encima de la mesa” medidas como la limitación de los horarios, tanto del comercio como de la hostelería, para aplicarlas después del 9 de mayo, cuando finaliza el estado de alarma. Sólo se haría en situaciones graves, como ocurrió durante la cuarta ola con una limitación a estar abiertos más allá de las 20.00 horas: la Junta nunca ha recurrido a limitar los horarios de los comercios para frenar el avance del COVID, salvo en algunos municipios y cuando se 'tumbó' el toque de queda a las 20.00 horas.

 

Reuniones

Otra de las decisiones que tiene que tomar la Junta. Además de las restricciones de nivel 4 ó 3 según el caso, se decretó la limitación de reuniones a 4 personas de manera general, también en el ámbito privado, que son seis en el caso de terrazas de hostelería.

 

Paraguas social

El ejecutivo ha comenzado ya a preparar la nueva fase que se abrirá entonces, y a analizar con los Ministerios qué medidas sociales y económicas dependen de la vigencia de este instrumento, para prorrogar vía decreto las que sigan siendo necesarias en la etapa final de la pandemia del coronavirus.

 

Es el caso, por ejemplo, de la medida que se aprobó en febrero para permitir que los sanitarios jubilados pudieran volver a trabajar para ayudar en la lucha contra la pandemia, sin perder su pensión. Esta cuestión estaba ligada expresamente a que estuviera vigente el estado de alarma.

 

Esto se suma al anuncio que ya realizó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace dos semanas de que iba prorrogar hasta agosto la moratoria de desahucios sin alternativa habitacional en el alquiler, la moratoria o condonación parcial para inquilinos de grandes tenedores o entidades públicas, y los mecanismos de condonación y prórroga extraordinaria de los contratos de alquiler; medidas que también estaban sujetas a la finalización del estado de alarma.

 

Consultorios

Una de las medidas más esperadas, la reapertura a la atención sanitaria presencial. Sanidad quiere reiniciar la consulta presencial, que ya se da en un 50% de casos con cita decidida por el médico, pero que regresará a demanda del paciente porque es vital, aunque seguirá habiendo trámites que se harán por teléfono. No obstante, será progresivo y se están buscando fórmulas para que los médicos puedan ir citando. Así puede ser.

Comentarios

Antimasón 27/04/2021 14:47 #1
Ya está otra vez la Junta planteándose invadir competencias que no le corresponden

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: