La simbiosis perfecta entre jugador y club: Salva de la Cruz está "volviendo a nacer"personal y profesionalmente
Cyl dots mini

La simbiosis perfecta entre jugador y club: Salva de la Cruz está "volviendo a nacer"personal y profesionalmente

La entrevista más personal de Salva De la Cruz. Una clase magistral de vida y de fútbol, desde la 'locura' propia de un portero, pero con los pies en el suelo de una persona que ha conocido la cara más dura de la vida: "Fútbol sí, pero ¿hasta qué punto?"

Salva de la Cruz (Foto: Arai Santana)

No tiene ni Twitter ni Instagram, según él es "bastante clásico en ese sentido" y ante todo es "muy familiar".  Asimismo, cuando Unionistas preguntó por él, lo hizo a nivel futbolístico, pero también a nivel personal, de ahí el porqué de esta entrevista para ver el más allá del portero líder de la 1ª RFEF. 

 

La temporada pasada era a ojos de una inmensa mayoría ilusionante, posiblemente una de las más esperadas, una de las más queridas. Sin embargo, un "grave" problema familiar hizo que Salva De la Cruz quedase apartado de toda esta felicidad, con el contrato ya firmado la vida le cambió (de nuvo): "Llamé y rompí el contrato. Decidí dejar por completo el fútbol para atender esos problemas". Precisamente allí, comenzó su relación con Dani Mori, quien iba a ser su entrenador y ante la situación personal del portero continuó en contacto con este. Una relación que ha traído a De la Cruz a Salamanca a pesar de contar con ofertas económicas más importantes, eso sí, todas ella en 2ª RFEF. Ya no por lo económico, sino por lo deportivo y aunque ya suene demasiado tópico, eligió Unionistas. 

 

 

Si algo se valora cuando tu vida te lleva al límite es cada momento de felicidad, por ello De la Cruz reconoce que se le salían las lágrimas tras el encuentro frente al Deportivo de la Coruña. "Soy de vivir el momento, los resultados, el club...me embriagué del momento de felicidad después del mal momento que he pasado en mi vida personal y profesional. La emoción no solo me ha podido en el partido del pasado domingo, sino en varias ocasiones este año. El otro día...ese momento en el que apareció María, en seguida me salió cogerla, verla con el pelito cortito me tocó, me viene de cerca, me removió todo por dentro. Después de los golpes que te da la vida, te haces sensible y lo que estoy viviendo es como volver a nacer", señala. 

 

Voy a por agua y se me ocurre mirar a la gente, me dedico ese momento para mí y disfruto

 

¿Qué te enseño ese proceso de tu vida? "Por poner un ejemplo, ahora mismo, he valorado momentos de vestirme con la luz apagada o viajar durante siete horas en autobús. Siempre he sido una persona bastante sencilla, he valorado cada momento y paso que he dado, pero ahora mismo después de esa situación en casa, evidentemente más, he estado sin saber qué iba a hacer o cómo iba a ir todo...sin saber que iba a ser de mi vida". Este valorar también pasa por vivir dentro del terreno de juego momentos que se extienden más allá del césped: "Como portero tienes momentos de soledad en los que, por ejemplo, voy a por agua y se me ocurre mirar a la gente, me dedico ese momento para mí y disfruto. Eso será lo que me llevaré en el futuro, lo que he vivido no lo que he ganado económicamente". 

 

Hablemos algo de fútbol, ¿qué está pasando en Unionistas? "Se está construyendo con club con sentimiento y eso se nota. Hay cariño e ilusión, no se construye en base al dinero. De hecho, veo mucha gente joven en las gradas y creo que esa es la mejor inversión para un club. Lo que estamos viviendo ahora es increíble y más con la implicación de la afición. Solo hay que ver como celebramos los goles, en la portería me vuelvo loco y es gracias a lo que ellos nos transmiten. Da igual los que sean, pero es que no paran de animar. He de decir...que si yo llego a estar en la grada el otro día, soy como ellos o peor, me tiro en plancha en la celebración del segundo gol. ¿El estar así de a gusto? Con qué dinero se paga". 

 

¿Y Dani Mori, está tocado por una varita mágica capaz de acertar en la previa de cada partido? "Si tu buscas jugadores que creen equilibrio, en un vestuario en el que nadie esté por encima de nadie, todo se facilita a la hora de trabajar. Dani Mori prepara muy bien los partidos y entrenamos toda la semana teniendo en cuenta cómo juega el rival. Además es muy cercano, gracioso...somos personas, lo que decíamos antes: fútbol sí, pero hasta qué punto. En el lado contrario, también se debe entender que somos personas y cometemos errores y se pueden perder partidos. Yo ese día también necesitaré cariño". 

 

La psicología deportiva no deja de ser otro tipo de entrenamiento, para mí es esencial y me ha ayudado muchísimo

 

Se ve sosiego, seguridad y madurez en sus palabras, el porqué ya lo hemos dicho, pero otra parte está por contar: la figura del portero. "La portería te enseña muchísimo, estás dentro, pero al margen y vives muchos momentos solo. Tienes un error...y tienes que saber gestionar algunas reacciones por parte de tus compañeros. Hay que pararse, pensar y tratar de canalizarlo de la mejor manera posible. Si te influye un error estás perdido, porque la siguiente fallarás. He llegado a trabajar con tres o cuatro psicólogos deportivos por voluntad propia. La psicología deportiva no deja de ser otro tipo de entrenamiento, para mí es esencial y me ha ayudado muchísimo. Que no te extrañe verme en un partido dándome un bofetón porque lo hago mucho y en muchas situaciones, si me aparece un pensamiento negativo lo echo y pienso en el balón. Siempre refuerzos positivos". 

 

Pese a que le ha dado mil vueltas al primer gol que le han mitado en su vida desde el medio del campo y frente a la Cultural y Deportiva Leonesa en su estreno en el Reina Sofía hoy hay algo que no le quita nadie: es líder y vuelve a casa con su familia. 

 

 

 

Comentarios

Qué lujo 01/10/2021 15:59 #2
de persona y de portero. !Contigo siempre!
Con personas así 01/10/2021 12:34 #1
¿cómo no vamos a ser líderes,?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: