La sequía se lleva por delante casi 2.000 kilos por hectárea de cereal en Salamanca

El rendimiento medio en la provincia ha pasado de 3.824 kilos por hectárea en 2018 a los 1.857 de la campaña de 2019.

El resultado de la cosecha de cereales en la provincia de Salamanca para la campaña de 2019 arroja un dato demoledor: la sequía se ha llevado por delante la friolera de casi 2.000 kilogramos por hectárea en el conjunto de los cereales (trigo, cebada, avena, centeno y triticale.

 

Al menos eso es lo que revelan los datos facilitados por la consejería de Agricultura, que señalan que la cosecha ha pasado de 522.927 toneladas del año 2019 a las 221.346 del presente ejercicio; o lo que es lo mismo, 301.551 toneladas menos. En rendimiento, los agricultores de la provincia de Salamanca han pasado de ‘coger’ 3.824 kilos por hectárea en 2018 a los 1.857 de la campaña de 2019.

 

Por su parte, en lo que se refiere a la comparación con la media del periodo 2014-2018, la diferencia es de un 40% menos de producción o 32% menos de rendimiento medio en la provincia de Salamanca, otro dato que deja lugar a pocas dudas.

 

Por cultivos, el trigo se ha dejado por el camino en esta campaña 2.113 kilos por hectárea o 177.875 toneladas, después de pasar de un rendimiento de 4.044 kilos a solo1.931. Algo parecido ocurre con la cebada, con un rendimiento de 2.120 kilos por hectárea menos, al pasar de 4.042 a 1.922 kilos.

 

En lo que se refiere al centeno, ha pasado de 2.779 kilos por hectárea a solo 1.002, mientras que la avena se ha desplomado de 3.080 a poco más de 1.500 kilos por hectárea. Por último, el triticale, no muy representativo, ha pasado de 3.062 a 2.352 kilos por hectárea.

 

DATOS PROVINCIALES

 

En lo que se refiere al conjunto de Castilla y León, la provincia ha sido la más perjudicada de toda Castilla y León, ya que ninguna otra ha perdido tanto rendimiento por hectárea cosechada, con Ávila como otras de las zonas de la comunidad a las que más ha afectado la pertinaz sequía.

 

En el lado opuesto se encuentran las provincias de Soria y Burgos. La primera ha perdido ‘solo’ 577 kilos por hectárea, con 3.010 kilos, mientras que Burgos ha perdido 943, pero con un rendimiento de 3.502 kilos por hectárea.

 

SALAMANCA: ha perdido 1.967 kilos por hectárea y 301.551 toneladas

 

ÁVILA: ha perdido 1.683 kilos por hectárea y 173.032 toneladas

 

BURGOS: ha perdido 943 kilos por hectárea y 357.740 toneladas

 

LEÓN: ha perdido 1.335 kilos por hectárea y 200.657 toneladas

 

PALENCIA: ha perdido 1.451 kilos por hectárea y 479.227 toneladas

 

SEGOVIA: ha perdido 1.104 kilos por hectárea y 175.410 toneladas

 

SORIA: ha perdido 577 kilos por hectárea y 110.312 toneladas

 

VALLADOLID: ha perdido 1.565 kilos por hectárea y 538.705 toneladas

 

ZAMORA: ha perdido 1.395 kilos por hectárea y 246.835 toneladas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: