La Semana Santa generará 1.430 empleos en Salamanca, la cifra más alta de la historia
Cyl dots mini

La Semana Santa generará 1.430 empleos en Salamanca, la cifra más alta de la historia

Una empleada atiende una terraza de un bar. Foto: EP

Adaptación al puesto, atención al cliente e idiomas, los requisitos más valorados.

Randstad, la empresa de recursos humanos número 1 en España y en el mundo, ha publicado sus previsiones de contratación de cara a la campaña de Semana Santa de 2019, comparándolas además con las cifras de pasados años. Para este análisis, se ha centrado en los sectores de transporte y distribución, hostelería y entretenimiento, aquellos que impulsan la incorporación de profesionales durante este periodo.

 

Randstad prevé que la campaña de Semana Santa genere en Castilla y León 8.770 contratos, lo que supone un 7,3% más que 2018, por encima de la media nacional (7%). El número de contratados vuelve a ser la más alta registrada del periodo estudiado y en los últimos cinco años, desde 2014, el crecimiento se sitúa en el 76,5%, lo que supone más de 3.800 contratos.

 

A nivel provincial, Segovia (11,4%), Palencia (10,8%) y Ávila (9,4%) registran los incrementos más destacables. También por encima de la media nacional se sitúa Salamanca (8%), seguida por Zamora (7,8%). Cierra la lista Burgos, León (ambas con 6,5%), Valladolid (4,8%) y Soria (2,1%).

 

Valladolid, con 1.800 contratos, León, con 1.610, y Salamanca, 1.430, son las provincias en las que se generan mayores contratos, suponiendo el 55,1% de la región. Las siguen Burgos (1.030 contratos), Segovia (790), Ávila (640), Zamora (550), Palencia (470) y Soria (430).

 

La campaña de Semana Santa generará, según la previsión de Randstad, 198.980 contratos en España, un 7% más que el volumen registrado en 2017 (186.018 contratos). Esta cifra es de nuevo la más alta del periodo estudiado, a pesar de haberse desacelerado 4,4 puntos porcentuales con respecto al crecimiento de 2018 (11,6%).

 

Cuando se analiza la serie histórica, se detecta que la contratación en esta campaña del año se ha comportado como un reflejo de la situación económica en España, sobre todo durante los primeros años del análisis. En este sentido, tras un crecimiento sostenido por encima de dos dígitos entre 2005 y 2007, el año 2008 supuso un cambio de tendencia, coincidiendo con la crisis económica. Este descenso fue aún más pronunciado en 2009, cuando se registró la cifra más baja de la serie histórica, con menos de 80.500 contrataciones.

 

Entre 2010 y 2013 la campaña de Semana Santa se mantuvo en el entorno de las 100.000 incorporaciones, con ligeras subidas y bajadas. Sin embargo, desde 2014 se han registrado seis años de crecimiento consecutivos, hasta los 198.980 contratos previstos en 2019.

 

Castilla y León, por encima de la media en generación de empleo en Semana Santa

 

Randstad destaca que este año el empleo vuelve a crecer en todas las regiones en la campaña de Semana Santa. En este sentido, Baleares (10,5%) ha sido la única comunidad que ha registrado crecimientos de dos cifras, seguida por Cantabria (9,6%), Castilla-La Mancha (9%), todas ellas por encima del 9%. A continuación, también por encima de la media nacional (7%), se sitúan Aragón (8,8%), Murcia (8,3%), Navarra (8,2%), Catalunya (7,8%), Canarias (7,6%), Castilla y León (7,3%), Euskadi (7,3%), Madrid (7%) y Galicia (7%).

 

Adaptación al puesto, atención al cliente e idiomas, los requisitos más valorados

 

El incremento del volumen de negocio derivado de las actividades relacionadas con el mayor consumo de ocio y turismo, gracias en parte al aumento turistas nacionales e internacionales, provoca que las empresas precisen reforzar sus plantillas aunque no sea de manera recurrente.

 

En este sentido, las empresas buscan perfiles que tengan una capacidad rápida al puesto, preferiblemente que cuenten con experiencia previa en el sector en el que desarrollan su actividad. Además, y dada la naturaleza de los sectores que más impulsan el empleo en estas épocas, se buscan perfiles de trabajadores con vocación comercial y de atención al cliente, para mejorar su servicio y fidelizar a usuarios y potenciales usuarios.

 

Obviamente, el incremento del turismo, tanto nacional como internacional, impulsa la demanda de profesionales con idiomas, principalmente inglés, ya que es un idioma básico en hostelería, restauración e infraestructuras de transporte. La posibilidad de desarrollar su actividad en un tercer idioma, menos habitual que el inglés, incrementa exponencialmente las posibilidades de los candidatos.