La Segunda llama a la puerta de Joselito, que duda si seguir

 
D. G.

La continuidad de José Romero en el Guijuelo para la próxima temporada está en duda. Y no porque al futbolista onubense le falten ganas de continuar en la entidad chacinera o porque el club no quiere que siga. La oferta de renovación que le ha planteado Jorge Hernández al delantero es muy buena económicamente, mejorando y mucho lo que percibía esta campaña, y además se le ofrecen dos años de contrato, algo que hoy en día es casi imposible en Segunda División B. El jugador admite el esfuerzo del club y deja clara una cuestión: “No lo digo al cien por cien seguro, pero muy probablemente, si juego el año próximo en Segunda B, lo haré en el Guijuelo. Estoy muy contento allí y el club me ha demostrado que me quiere”.

Esas palabras vienen como consecuencia del interés que han mostrado un par de equipos de Segunda División por el futbolista, que termina su contrato con el Guijuelo el 30 de junio. Precisamente hasta finales de este mes quiere aplazar su decisión el jugador. Ese interés de la Segunda División puede cuajar cuando acabe la competición, porque los equipos interesados están peleando por evitar el descenso. De ahí que José Romero tenga la intención de retrasar su respuesta.

La duda es si el Guijuelo estará dispuesto a mantener esa jugosa propuesta hasta dentro de un par de semanas. Se le considera un futbolista clave en el próximo proyecto, pero a la próxima llegada del nuevo entrenador le seguirá inmediatamente una retahíla de incorporaciones que podrían dejar al delantero sin sitio.

Interés por Obregón
Desde Cantabria insistían ayer en el interés del Guijuelo por un jugador del Noja, Rubén Obregón, un centrocampista que ya ha estado otras veces en la órbita del club y que ha estado disputando la fase de ascenso con su club a Segunda División B. El jugador tiene 23 años y actúa como centrocampista organizador.