La sanción que le espera al conductor francés pillado en Salamanca al nuevo récord de velocidad de un radar
Cyl dots mini

La sanción que le espera al conductor francés pillado en Salamanca al nuevo récord de velocidad de un radar

El infractor, de nacionalidad francesa, fue detenido como autor de un delito contra la seguridad vial: pierde el permiso de conducir y tendrá prisión o multa económica por lo penal. No va a poder conducir en España, pero no perderá puntos de su carné por vía administrativa.

Hace unos días, la Guardia Civil de Tráfico sorprendía con la detención de un conductor que circulaba en la provincia de Salamanca a 295 km/h en un tramo de autovía limitado a 120. La salvajada se convirtió automáticamente en el exceso de velocidad criminal récord de las carreteras salmantinas (y de largo) y confirmaba que este 2021 los grandes excesos de velocidad se están convirtiendo en un problema: se han registrado diez vehículos a más de 200 en carretera.

 

El conductor implicado en este último caso es de nacionalidad francesa y no sólo ha estado a punto de batir el récord estatal de velocidad en un radar, que está en 297 km/h, sino que ha cometido un delito penal. Esa es la clave de las consecuencias que va a tener para este conductor semejante comportamiento. Y es que el hecho de ser extranjero no le va a librar de una sanción, aunque sí de la 'simple' multa: lo suyo va a ser más complejo.

 

Según han explicado desde la Dirección Provincial de Tráfico, este conductor ha sido sancionado por la vía penal. Hay que recordar que fue interceptado ya casi en la frontera. Fue allí donde los agentes le informaron de la infracción y fue detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Esta tipificación se reserva para los comportamientos más graves: en este caso, superar en más de 80 km/h el límite de la vía, algo que hacía de largo.

 

Lo previsto para estos casos es prisión de 3 a 6 meses o la correspondiente multa económica y privación de 1-4 años de carné de conducir. De esto no le libra nadie y ya ha perdido el permiso y tiene la multa, por la vía penal. Otra cosa es la vía administrativa.

 

En este caso, no hay detracción de puntos. Si fuera español, perdería la vigencia del permiso y tendría que hacer un curso para recuperar el carné o los puntos necesarios. En este caso, va a ser difícil conseguir que haga ese curso en su país de origen. Si, siendo de nacionalidad extranjera, fuera residente en España sí se podría actuar para detraerle  puntos pero en este caso es imposible saber si le van a quitar puntos en el carné de su país, aunque en España el caso es penal.

 

¿Significa eso que se va 'de rositas'? Pues... no. Tengo o no multa administrativa con su sanción económica y puntos, que esa es otra cuestión, va a quedar 'fichado' por las autoridades penales: no va a poder conducir por España porque sería detectado en cualquier control. Un detalle adicional: si la infracción no hubiera sido penal, hubiera sido sancionado con una multa económica y estas sí que llegan. Son muchos los ciudadanos portugueses multados en carreteras de Salamanca que tienen que pagar sus sanciones.

 

Multas a extranjeros

Salamanca es una de las provincias con más multas de tráfico a extranjeros: según datos de la DGT, es la cuarta con más sanciones a conductores no nacionales. La provincia es punto de paso para muchos itinerarios, especialmente los de la A-62 camino de Portugal procedentes de Francia, Alemania, el centro de Europa...

 

El ranking de nacionalidades de infractores por velocidad lo encabeza Francia, seguida de Portugal y Reino unido, y Salamanca es una de las provincias donde más infracciones cometen los conductores extranjeros según datos de la DGT: durante 2018, se contabilizaron 9.472 multas por esta infracción en concreto

 

De esas casi 10.000 multas, la mitad las pone un radar concreto situado en la A-66 a su paso por la provincia de Salamanca. Se trata del radar fijo del kilómetro 340,4 que ha multado a 5.250 conductores solo durante 2018. Es el tercero de todo el país en el que caen más conductores extranjeros al cabo del año. Se trata del que está ubicado en la rotonda de Buenos Aires de Salamanca, uno de los que más multas pone de España: 

 

Sólo si te paraban

La tramitación de infracciones a vehículos con matrícula extranjera comenzó en España en 2015 y que a día de hoy se pueden consultar los datos de cualquier infractor de cualquier país de la UE. Desde marzo de 2019, España tramita las denuncias contra infractores de Francia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Italia, Holanda, Bélgica y Polonia y desde entonces han pasado a tramitarse todas las de países de la UE.

 

Hasta 2014, los europeos que cometían una infracción en nuestro país solo se veían obligados a pagar la multa si eran parados. Con el cambio, la DGT, puede solicitar los datos del vehículo y de su titular o arrendatario, eso sí, acreditando que ha cometido una infracción, para enviarle por escrito la notificación.

Noticias relacionadas