La salmantina María Montero deja el grupo de Cs pero mantiene el acta de cara a la moción de censura
Cyl dots mini

La salmantina María Montero deja el grupo de Cs pero mantiene el acta de cara a la moción de censura

La procuradora de Cs María Montero.

La procuradora de Cs, una de las doce personas clave para la moción de censura, deja el grupo parlamentario, pero se queda el acta, porque dice que “no ha cumplido con las promesas hechas a los ciudadanos de Castilla y León”.

La procuradora de Cs por Salamanca en las Cortes de Castilla y León, María Montero, anunció hoy su abandono del Grupo de Ciudadanos en el Parlamento autonómico, si bien no deja su acta como procuradora y se mantendrá como parlamentaria regional. Es uno de 'los doce de Ciudadanos', los procuradores que tendrán que decidir el día 22 de marzo si votan a favor o en contra de la moción de censura que ha presentado el PSOE.

 

En un comunicado remitido este mediodía, Montero calificó la decisión como “dura” pero fruto de “una profunda reflexión y un ejercicio de honestidad” con las personas que la votaron y a las que representa, por lo que asegura que es “lo mejor para el presente y el futuro de Castilla y León”. Montero fue número '2' en la lista de Cs por Ciudadanos por Salamanca las últimas elecciones autonómicas y entró en las Cortes.

 

Montero criticó duramente en su comunicado al Grupo Ciudadanos, al que consideró “sin liderazgo” y en el que afirma que “no existe el trabajo en equipo”, puesto que “unos pocos deciden por todos” y además se producen “continuos cambios de opinión con respecto de las decisiones políticas, algunas de gran trascendencia respecto del futuro de la Comunidad”.

 

La procuradora recuerda que en 2019 se presentó a las elecciones autonómicas “con ilusión” y pensando que “el cambio y la regeneración llegarían a esta tierra después de más de tres décadas de gobiernos del Partido Popular”. Sin embargo, señala, “se pactó con el PP y dos años después compruebo con tristeza que no ha sido así”.

 

Por todo ello, Montero señala que, “en estas circunstancias”, no puede seguir perteneciendo a un Grupo Parlamentario que “no ha cumplido con las promesas hechas a los ciudadanos de Castilla y León”.

 

Por último, señala que continuará como procuradora en las Cortes autonómicas “defendiendo los intereses de esta tierra y de todos aquellos que en mayo de 2019 depositaron su confianza pensando en que el cambio y la regeneración por fin llegaría a Castilla y León”. “Espero que mi decisión sea respetada y que no se someta a ningún tipo de acoso por quienes no la compartan”, concluye el comunicado.