La salida de Salamanca por el puente Felipe VI tendrá cortados un carril y la acera hasta después de Navidad

La velocidad máxima en la zona afectada se ha limitado a 30 kilómetros por hora.

El tráfico de vehículos en el paseo del Río Tormes, que comunica la glorieta de la Ciudad de Brujas con el puente Felipe VI, quedará reducido a un solo carril de circulación en sentido salida ciudad  a partir del miércoles, día 14, y durante los próximos dos meses, aproximadamente. Además, la acera permanecerá cortada al tránsito peatonal, que se efectuará únicamente por la acera del sentido contrario. La parada del autobús urbano se desplazará unos metros hacia arriba, junto al paso de peatones y la glorieta de Brujas.

    

Estas modificaciones provisionales se deben a la obras de urbanización que se llevan a cabo en la calle Huertas de la Santísima Trinidad, para construir el nuevo vial de acceso que la conectará con el paseo del Río Tormes. El corte del carril de salida del tráfico rodado en dirección al puente Felipe VI estará vigente durante cada jornada laboral, quedando liberado a la terminación de la misma y durante los fines de semana y días festivos, según anuncia la empresa adjudicataria. La velocidad máxima en la zona afectada se ha limitado a 30 kilómetros por hora.