La salida de Llanos y la llegada de su sustituto se hacen oficiales mientras 'se busca' concejal de Fomento
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

La salida de Llanos y la llegada de su sustituto se hacen oficiales mientras 'se busca' concejal de Fomento

Daniel Llanos y Carlos García Carbayo. Foto: Ical

La marcha del concejal será definitiva en un pleno extraordinario hoy, pero sigue la búsqueda de perfiles para asumir sus tareas.

El Ayuntamiento de Salamanca hará oficial este viernes por la mañana la salia de Daniel Llanos tras su dimisión esta semana y se inicia el proceso para que se incorpore a la corporación su sustituto, aunque por ahora lo que más preocupa es la reestructuración de las 'carteras' municipales con la búsqueda de concejal de Fomento como principal tarea.

 

Este viernes se celebra un pleno extraordinario específico para la renuncia de Llanos como concejal. El que ha sido responsable de Fomento, Juventud y Patrimonio presentaba esta semana su renuncia tras haber dado positivo en un control de alcoholemia justo hace una semana, por lo que fue juzgando y condenado en un juicio rápido. Se marcha convencido y porque cree que es necesaria ejemplaridad, y su relevo no va a ser sencillo.

 

La salida de Llanos obliga a activar el proceso para completar la corporación municipal. Tiene que entrar en la lista el siguiente integrante de la candidatura del PP a las últimas elecciones municipales en el Ayuntamiento de Salamanca. Es el número 13, porque el 12, Javier García Rubio (concejal de Deportes) ya entró para suplir la marcha de Julio López al organigrama de la Junta. El siguiente en la lista es Ángel Fernández Silva que todo apunta a que aceptará; asesor del grupo municipal del PP en las dos anteriores legislaturas y sobrino de Mañueco, es profesor en la Usal.

 

Su entrada, no obstante, no resuelve el problema con mayúsculas que tiene el equipo de Gobierno: encontrar concejal de Fomento. El área de las obras, el urbanismo y los grandes contratos es una de las más complejas por diversos motivos. Maneja un elevado presupuesto, proyectos tangibles de los que depende la buena nota de una gestión y es siempre una fuente de problemas porque rara vez las obras salen a gusto de todos.

 

Llanos tenía hasta ahora, además de Fomento, Juventud y Patrimonio. Una opción sería trocear sus delegaciones y redistribuirlas entre concejalías que encajen. Ya se hizo con la salida de Julio López al comienzo de la legislatura. El ahora director de comunicación de la Junta tenía Cultura, Festejos, Patrimonio y Deportes. Cultura y festejos se las quedó María Victoria Bermejo, que ya tenía educación; Deporte la asumió el sustituto de López, García Rubio; y Patrimonio fue para Llanos, que ya tenía Fomento.

 

El problema es que el concejal dimitido también era responsable del mantenimiento de Alumbrado Público, Urbanismo, Vivienda y Obras, además de portavoz adjunto del Grupo Municipal del Partido Popular. Puede que Juventud pudiera ir a otras manos, también Patrimonio, ambas tendrían encaje en otras concejalías como cultura o servicios sociales y familia. Pero en algunos casos los titulares no tienen dedicación exclusiva o ya están cargados de responsabilidades. Y falta asignar todo lo que requiere Fomento y la viceportavocía.