La rotación terrestre mueve el agua en el Lago Garda

Lago Garda

Este atractivo destino turístico en el norte de Italia es único por sus características físicas y ambientales.

La rotación planetaria modifica significativamente el movimiento del agua en el lago Garda, en los Alpes, y afecta la mezcla de aguas profundas, que es de gran importancia para el ecosistema lacustre.

 

Estos inesperados resultados han sido publicados en 'Scientific Reports', por científicos de las universidades de Trento y Utrecht.

 

Este atractivo destino turístico en el norte de Italia, único por sus características físicas y ambientales, es también un lugar de estudio para varios equipos de investigación internacionales.

 

De acuerdo con el nuevo estudio, cuando el viento sopla a lo largo del eje principal del Lago de Garda, la rotación de la Tierra provoca una circulación secundaria que desplaza el agua lateralmente, de una costa a otra. Esto crea una diferencia en la temperatura del agua entre el este (Véneto) y la costa occidental (Lombardía) y, altamente relevante para la ecología del lago, contribuye al transporte de oxígeno, nutrientes y otras sustancias desde la superficie hasta las capas profundas y viceversa.

 

En detalle, en el caso de los vientos de Foehn, las aguas frías a lo largo del lado oriental del lago (surgencia) y el agua más caliente se mueve hacia abajo a lo largo del lado oeste (bajada).

 

Entre febrero y abril, en particular, cuando la temperatura del agua del lago está en su punto más bajo, el movimiento vertical puede alcanzar incluso el fondo del lago, que está a una profundidad de 350 metros. "No esperábamos observar en el lago de Garda un evento típico de las zonas costeras de los océanos y los lagos grandes", declaran los autores.