La retirada del medallón de Franco en la Plaza Mayor llega a los juzgados

El medallón de Franco, protegido con plástico (Foto: Sara Bayón).

Esta mañana se celebra el juicio por la denuncia que puso IU hace cerca de un año y en la que pide la retirada del polémico medallón. El Ayuntamiento esgrime un informe técnico que dice que la efigie es parte indisociable de la Plaza Mayor.

La permanencia o no del medallón dedicado a Franco en la Plaza Mayor vive hoy su primer asalto con el inicio del juicio que puede obligar al Ayuntamiento de Salamanca a retirar un símbolo que lleva décadas generando polémica y que ahora se enfrenta a su posible ilegalidad. Esta mañana está previsto el juicio por la demanda presentada en octubre de 2014 por Izquierda Unida y que ha supuesto la retirada progresiva de símbolos franquistas en muchos municipios de la provincia, y también la resistencia de algunos alcaldes, caso de Alfonso Fernández Mañueco. Y podría no ser su primer encontronazo con la justicia porque el alcalde ha recibido también una demanda por desobediencia civil por mantener este símbolo franquista.

 

Aunque hubo un intento para que esta cuestión no llegara a los juzgados, el caso es que, si nada cambia, será un juez el que decida si el Ayuntamiento de Salamanca ha incumplido la ley, concretamente, la de memoria histórica. El proceso data de julio del año pasado cuando IU tomó una iniciativa para exigir que se cumplieran de una vez por todas los preceptos de esta ley aprobada en diciembre de 2007. Entre otras cosas, la norma establecía la retirada obligatoria de símbolos y alusiones al dictador en edificios públicos, lo que ha supuesto la eliminación de nombres de calles, estatuas, monumentos, honores... algo que se ha producido de manera progresiva y con algunas resistencias.

 

Una de ellas es la del Ayuntamiento de Salamanca, que ha rechazado cualquier posibilidad de acercamiento. Hace unos meses, la defensa legal de IU planteó al equipo de Gobierno aplazar el juicio y buscar una solución extrajudicial que pasaría por un acuerdo para decidir en el ámbito político la retirada de este honor. Existió la opción porque, en uno de los últimos plenos de la pasada legislatura, el concejal socialista Joaquín Corona lanzó dos peticiones para que no hiciera pasar a la corporación la "vergüenza" de que fuera un juez quien obligar a retirar vestigios franquistas de Salamanca, incluído el medallón.

 

Sin embargo, la respuesta sirvió para marcar la línea que ha tomado Fernández Mañueco en este asunto: que decidan los jueces. Lo que hizo en el pleno fue proponer un informe de los técnicos sobre la aplicación de los preceptos de la ley de memoria histórica que atañen a la retirada de símbolos. Y este es el camino que ha seguido. En el informe técnico que maneja, autoría del arqueólogo municipal, se defiende que la Plaza Mayor es BIC y que el medallón es un elemento consustancial al monumento y que, por tanto, está protegidoSin embargo, IU defiende que no es así y la propia aplicación de la ley de memoria histórica establece que se podrán retirar los elementos que no formen parte estructural de otros de mayor entidad.

 

 

UNA VÍA POLÍTICA FALLIDA

 

Así que la decisión la tomarán los juzgados porque la otra vía, la política, tampoco ha salido adelante. IU ha planteado conversaciones con los grupos políticos del Ayuntamiento de Salamanca sin haber podido llegar a una postura de consenso que permitiera llevar el tema al pleno. La propuesta ha sido la misma para todos: parar el juicio y decidir políticamente sobre el futuro del medallón. Según fuentes de IU, hubo un entendimiento claro con el PSOE, que estaba dispuesto a apoyar una decisión en el pleno.

 

Sin embargo, representantes de Ciudadanos le plantearon que veían en la denuncia más una motivación política que judicial y decidieron mantenerse al margen. Y tras conocer la postura de Ganemos, que podría tener la clave para forzar que este asunto se resolviera en el pleno del Ayuntamiento, no se prosiguió con los contactos con el PP. Con Ganemos no fue posible cuadrar un encuentro, siempre según IU.